Prohibido opinar

Algunas personas tienen la impresión de que la libertad de expresión está amenazada

No es algo relativo solo al ámbito de la política, o al entorno judicial. Más bien, es una situación que cada vez  está más presente en la sociedad.

Cada día resulta más complicado exponer una opinón, decir aquello que realmente cada uno piensa, sin que al instante de haber emitido la opinión, aparezca alguien dispuesto a lapidar verbalmente, a quien ha ejercido de forma libre su derecho a la libertad de expresión.

Se sienten ofendidos, tanto de forma individual, como a nivel social

Y es que decir algo que no ofenda, se ha convertido en un verdadero  quebradero de cabeza para muchos. Sobre todo, cuando se tratan determinados temas, cómo el maltrato a las personas, o a los animales, o hacer una simple referencia a cualquier tema político, es imposible salir indemne del aluvión de críticas , insultos y vejaciones, que sufrirá aquel que tenga la tremenda osadía de dar su impresión.

 

El pensamiento único y callar por obligación parecen la única opción para la sociedad

Es normal, leer o escuchar opiniones con las que no se está de acuerdo, a cada uno le pueden parecer más o menos correctas y adecuadas, en un estado democrático este aspecto tendría que estar asumido  desde hace tiempo. Salvo , que lo que se ha expresado sea constitutivo de algún tipo de delito.

No todos los habitantes de un país  piensan igual, ni ven las cosas del  mismo modo. Por supuesto tampoco tienen que hacerlo por obligación.

Prohibido opinar

En una sociedad que  se considera así misma democrática  y madura, este aspecto debería estar  totalmente superado, pero  la realidad se emperra en demostrar constantemente que no es así. Ni es democrática, ni madura, más bien es infantil, dictatorial y censora.

No es sano oír o leer siempre aquello que  uno quiere escuchar, tampoco es sano  que por miedo o cobardía no se pueda debatir, e intercambiar . Quien se emperra en que solo hay una opinón y que esa es la correcta  y adecuada, está totalmente equivocado. Y no ha entendido en que  consiste eso , que tanto parece aterrarle, la libertad de expresión, esa que  consiste precisamente  en escucha aquello que no gusta, o sencillamente no se está de acuerdo. Es demasiado triste  que  en pleno siglo XXI, se sigan sin  entender  determinados aspectos que sirven para mejorar la convivencia social.




 

 


Prohibido opinar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: