Estos últimos días ha saltado la noticia sobre la más que posible aprobación de una nueva ley que prohibirá el consumo de tabaco en bares y restaurantes de nuestro país a partir, si todo va según las previsiones, del próximo año.

Una de las razones más importantes es, sin duda, el hecho de que España es el único país de la Unión Europea donde todavía se permite fumar en estos establecimientos. En el resto, ya llevan tiempo aplicando esta ley que ya está creando controversia.

El endurecimiento de la ley del tabaco no deja a nadie indiferente, aunque muchos finjan, lo he podido constatar personalmente, que ni les importa ni les afecta. ¡Y eso incluso siendo fumadores!

Según mi opinión, este es el tipo de tema del que todo el mundo parece tener la respuesta o solución, y es muy fácil opinar en este caso. Supongo que, desde un punto de vista objetivo, las dos partes deben tener la razón.

En todo caso, lo primero en lo que hay que pensar es en el impacto que esta nueva ley tendrá sobre los afectados. Como leí no hace mucho, para los negocios de restauración no está siendo una buena época, debido a la crisis, que todavía durará. Esta nueva ley no ayudará. Tampoco podemos asegurar que realmente afectará negativamente (aunque yo creo que sí), pero sí es seguro que no ayudará. Por supuesto que esto permitirá a los no fumadores a no respirar el humo de otros, pero esto no asegura mejoras económicas para un establecimiento de hostelería. Además, conviene recordar que muchos empresarios se dejaron varios miles de euros en acondicionar sus locales para habilitar la zona para no fumadores; ¿quién les devuelve la inversión?

Hasta aquí, he sido todo lo objetivo que he podido; y yo, fumador, no puedo serlo. Y yo creo en el "vive y deja vivir". Si quieres fumar, fuma; si no quieres, no fumes. La pregunta antes de emprender cualquier acción sería la siguiente: cuando se dió a elegir a los bares y restaurantes de menos de 100m2 entre ser para fumadores o para no fumadores, ¿por qué todos continuaron permitiendo fumar? Porque al negocio así le interesa.

Puede que a nadie le interese, pero si eso finalmente se convierte en realidad, no tendré problemas en comprarme una cafetera y tomarme el café, con su correspondiente cigarrillo, en casa, observando la vida pasar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: