fotografia

El desierto rojo australiano alberga el monte Uluru considerado por los aborígenes un lugar sagrado. El primero en coronarlo fue el explorador William Gosse en 1873 y desde esta fecha son muchos los escaladores de diferentes países que han subido hasta la cumbre más alta de este rojo monolito, perdiendo la vida muchos de ellos en la difícil escalada. Más de 100.000 turistas llegan cada año atraídos por este monte que es un icono de Australia de gran atractivo turístico.

fotografia

fotografia

Conocido también como Ayers Rock, el monte Uluru fue declarado en 1987 Patrimonio de la Humanidad así como todo el Parque de Uluru-Kata Tjuta por su riqueza geológica y su valor cultural. Las autoridades australianas han anunciado que a partir del 26 de octubre de 2019 no se podrá escalar este lugar considerado sagrado por los aborígenes. Esta ha sido una desición que tiene como objetivo que este lugar no se convierta en un "parque temático" lejos de respetar el significado cultural para los nativos australianos.

fotografia

Muchos turistas que viajan a Australia lo hacen con el propósito de escalar el Uluru y lo hacen sin tener el permiso de los Anangu que son los propietarios y que para ellos es un lugar mítico y sagrado y que hasta ahora no habían sido escuchados. Recientemente en uns reunión con la dirección del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta y los propietarios aborígenes se acordó finalmente prohíbir al turismo escalar la roja montaña. En realidad, esta prohibición que da la razón a los Anangu también favorece al turismo ya que escalar el monte Uluru no es una tarea fácil y muchos han perdido la vida en el intento de subir por las paredes de arenisca soportando temperaturas de más de 45 grados de calor.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: