Existen en el mercado productos de gran calidad que garantizan la salud de los bañistas, imprescindibles para que la piscina sea un elemento de ocio, diversión y relax.

Estos productos no sólo consiguen que el agua de la piscina este bonita, sino también sana y saludable; algo que hoy se vuelve, si cabe más importante, debido al ahorro que supone conservar el agua en las piscinas durante el mayor tiempo posible.

Efectividad de los productos para  piscinas

Se sabe que ahorrar, no es comprar productos baratos; sino obtener un producto que aporte una solución real y a buen precio. Cuanto mejor solucione el problema, mas se ahorra porque evita complicaciones y buscar otras soluciones, ahorra, tiempo y a la larga dinero. Se trata de adquirir productos de tratamiento más eficaces y más duraderos con todas las garantías que ello conlleva.

La efectividad de los productos es primordial en un medio vivo como el agua, idóneo para la proliferación de bacterias, algas y microorganismos.

Para saber si un producto químico es efectivo para el tratamiento del agua, la dosificación y la duración del producto, hay que mirar la etiqueta que nos dan pistas de la efectividad del mismo.

Por supuesto, como cualquier otro producto destinado a la higiene, la composición o la formulación es lo que marca la diferencia, entre la mayor o menor efectividad de un producto.

Si con menos cantidad de producto, conseguimos mayor efectividad; el ahorro está asegurado.

Garantías para un buen tratamiento de las piscinas

  • Los productos deben ser efectivos y duraderos, estar registrados y cumplir todas las normativas que marca el Ministerio de Sanidad, en cuanto a la composición y el etiquetado.
  • También deben tener un transporte especial para productos químicos y si alguno llega a su destino en estado dudoso se debe retornar a la fabrica, para garantizar que se compre el producto con todas las garantías de efectividad, uso y manipulado.
  • La calidad de las materias primas utilizadas y un cuidado proceso de fabricación, dan como resultado, unos productos cómodos y fáciles de usar.

Algicidas para piscinas

  • Hay que asegurar que el agua no solo tiene que estar desinfectada, sino que, tiene que ser a la vez desinfectante.
  • Deben garantizar que la mayor concentración del algicida se mantenga en el agua, entre cada dosis ya que esta concentración aumenta la eficacia de los productos clorados ya que el algicida deja un residual en el agua, para garantizar que siempre tenga acción desinfectante, además de estar desinfectada.
  • Dentro de la gama de algicidas en el mercado, existen productos no espumantes para aguas muy blandas (estas aguas favorecen la formación de espumas) y para piscinas con saltos de agua, agua a presión, cascadas, natación contracorriente, etc.
  • Existen marcas que además de ser un algicida esta formulado con ingredientes activos con acción desinfectante; por ello, tiene registro de Sanidad como algicida y también como desinfectante, igual que otros productos clorados En momentos de gran consumo de cloro por altas temperaturas estos productos incrementar la eficacia del cloro debido a su acción residual; evitando que el agua se eche a perder.
  • Otros algicidas están formados por un compuesto antimicrobiano con acción bactericida fungicida, virucida y antiséptica, de uso generalizado en el saneamiento, equipos en hospitales y en la industria alimentaria. Muy efectivo para el control e inhibición de hongos.

Cloro para piscinas

  • Suelen ser productos de alta concentración con más del 90 % de cloro activo.
  • Vienen en un formato de tabletización de gran calidad, consiguiendo una tableta de larga duración para una dosificación homogénea
  • Es aconsejable elegir productos de máxima calidad sin compuestos inertes que maximizan la eficacia y prolonga la duración de las tabletas. Hay que ser cuidadosos porque estos compuestos inertes que se pueden encontrar en algunas marcas en el mercado, provocan una reducción importante de la concentración de cloro y producen picos en la dosificación al resquebrajarse rápidamente en vez de tener una a disolución homogénea y continua hasta el final de la vida de las tabletas.
  • Estos productos clorados deben estar exentos de metales tales como hierro. No dejar residuos en la piscina.
  • Tienen que ser de alto rendimiento: la relación peso/ tiempo de duración tiene que ser óptimo. Un buen rendimiento sería: un bote de 5 Kg. que dure entorno a los 2- 3 meses.

Desincrustantes para piscinas

  • Deberían estar formulados no solo con compuestos ácidos como los que se pueden encontrar en el mercado, sino que lleven productos tensoactivos que mejoren la penetración del producto ácido en la incrustación para facilitar la desincrustación y limpieza. Su efectividad debe ser visible sin emitir vapores y olores molestos.
  • Por otra parte, existen productos específicos para piscinas de poliéster formulados con compuestos ácidos más suaves de gran poder desincrustante para que de esta manera no dañar al vaso de la piscina que es más sensible que un vaso pintado o de gresite.
  • Tienen que tener un alto poder bactericida y fungicida avalado por la UE y Sanidad.

En el mercado existe una gama completísima de productos para tratar el agua de las piscinas que resuelve cualquier problema que surja; ofreciendo a los usuarios tratamientos casi personalizados, según el tipo de piscina, la calidad del agua y el uso que se le da.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: