fotografia

Lo produce los frutos de la palma africana Elacis guineensis y el el aceite más usado en el mundo tanto en la industria alimentaria como en la elaboración de productos de belleza. Aunque este aceite ha dejado atrás a las grasas hidrogenadas que ya se ha comprobado que son malas para la salud, los expertos avisan que no es recomendable abusar de este aceite ya que tiene abundantes grasas saturadas. No obstante, son muchos los alimentos que tienen como base el aceite de palma y lo consumimos en las margarinas (Tulipán y otras), galletas, salsas preparadas, sopas, etc, así como Nutella y similares.

fotografia

fotografia

En cosmética podemos encontrar el aceite de palma en la pasta de dientes, jabones, champús, maquillajes, etc. Son numeroso los productos que se elaboran con este aceite por lo que en los últimos años se ha ido incrementando su cultivo al ser muy rentable pues la palma produce mucho más aceite que otros vegetales como la soja, colza, etc, y resulta más de un 30% más barato. Muchos de los productos envasados que consumimos en los supermercados si leemos la etiqueta contienen aceite de palma.

fotografia

¿Que hay detrás del cultivo de aceite de palma?

Ecologistas en Acción y Activistas por el Planeta han denunciado las consecuencias ecológicas y sociales de este cultivo, especialmente en Indonesia donde tiene su hábitat el arangután y otras especies que ven como sus bosques desaparecen para llenarlos de plantaciones para obtener aceite de palma. Estas plantaciones se están extendiendo por América del Sur, África, etc, pero donde más impacto ha tenido es en Papúa Nueva Guinea, Malasia, Indonesia, etc.

fotografia

Existe también un serio problema por el desplazamiento de poblaciones autóctonas indígenas que tiene en el bosque su medio de vida y a los que se va arrinconando al necesitar cada vez más tierras para plantar estas palmeras tan codiciadas. La destrucción de la selva tropical provoca emisiones de CO2 a la atmósfera pero esto parece que no preocupa a las grandes empresas de cosmética como Rexona y otras muchas. Tampoco preocupa a las empresas de alimentación como Ferrero, Frigo, empresas papeleras, fabricantes de mayonesas, chocolates, etc. 

Pese a las denuncias de ecologístas y grupos preocupados por el medio ambiente,la sociedad de consumo es igual que un tren en marcha y sin conductor. ¿Habrá alguien que lo pare?.

Fuente:

http://www.ecologistasenaccion.es/article20061.html

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: