CONDUCTAS DIFICILES DE NUESTROS HIJOS

En La formación de los caracteres de nuestros hijos a veces se presenta que las actitudes que esperamos de ellos no son las que deben ser, en el hogar nuestros hijos en edad de la infancia se vuelven indisciplinados, caprichosos, desobligados, etc. ¿La pregunta es qué hacer cuando nuestro hijo no se comporta como se espera?, los siguientes comentarios son posibles alternativas para cambiar conductas difíciles:

¿Razones por las que debemos preocuparnos por que nuestros hijos tengan una conducta aceptable?

a.- Los valores y hábitos correctos vinculan correctamente al niño con la familia y sociedad.

b.- Permite que encuentre aceptación en el entorno que le rodea.

c.- Trae paz al corazón de los padres saber que nuestros hijos sabrán comportarse donde quiera que estén.

d.- El niño crece con seguridad cuando los padres intervienen en la formación de su carácter.

¿Cuál es la edad para intervenir en la formación carácter del niño?

a.- No hay edad para iniciar la formación del carácter lo que si hay es el método correcto según la edad de nuestro hijo.

b.- Las conductas son el reflejo de lo que pasa en casa, desde los tres años el niño cuenta con una capacidad de comprensión excelente apta para aprender los hábitos correctos.

¿Cuáles son las desventajas de no participar en la formación del carácter?

a.- Los niños se vuelven rebeldes e indisciplinados.

b.- La falta de formación y corrección de hábitos desarrolla caracteres violentos e inseguros.

c.- Crecen con baja autoestima.

d.- Se aíslan de la sociedad con facilidad.

e.- Dificultad para amistar en su entorno.

¿Cómo intervenir en las conductas difíciles?

a.- El ejemplo familiar es indispensable.- Recuerde que las personas aceptamos lo que vemos no lo que decimos, por lo tanto, sea congruente entre lo que señala y hace usted mismo respalde sus palabras con un buen ejemplo.

b.- Elegir un correcto estilo de ser padre: Evitar los extremos es indispensable en la paternidad responsable, ni permisivo, ni negligente, ni autoritario, mezcle los diferentes estilos de ser padre según sea la ocasión.

c.- Uso correcto de la disciplina.- Disciplina no es castigar físicamente esto ni implica que no amerite tal acción, debe ser el último recurso y siempre que se haga de manera racional, disciplinar significa guiar, enseñar, mostrar, a través de palabras, ejemplos, retiro de privilegios, etc.

d.- Elogie el hábito, no la persona.- Evite decir que niño tan bueno tengo, porque tal vez en unos minutos le esté mencionando que feo es, el niño crece con cierta incertidumbre, usted pierde autoridad y credibilidad, elogie la acción, por ejemplo, diga: ”las cosas ordenadas se encuentra mejor, sigue siendo ordenado”.

e.- No utilice sistema de recompensas.- Se comete un error al pagar favores, obligaciones, u cualquier actividad que desempeñe el niño en su formación, ya que esto implica que él pondrá en algún momento de su vida el precio para hacer lo que se le pide, la pregunta seria: ¿Esta dispuesto a iniciar con un dulce y terminar con un auto? No significa que no lo merezca, mas bien, en aquellos casos donde el capricho y la irracionalidad imperan no se puede tomar este método como motivador de conductas aceptables.

f.- La recompensa debe ser ocasional y espontanea tratando de resaltar un valor familiar.- Si alguna vez cree que su niño necesita un estimulo no le avise, solo hágalo, y sobre todo explique que la razón no es por portarse bien, es porque esta aprendiendo y llevando acabo los valores familiares que desea resaltar, “te ganaste esto por ser ordenado”.

g.- Utilice reforzadores afectivos.- es mas a menudo escuchar de parte del niño, desprecios, ignorancia, desestimulo, etc., Las palabras provenientes de un corazón sincero, amoroso de un padre o madre tienen una gran motivación en el hijo.

h.- Utilice reforzadores naturales de privilegios.- Si amenaza con quitar cúmplalo si no lo hace perderá autoridad y el niño tomara el control de ambas partes, si hace lo requerido por la familia, reconozca e incentive con una palabra, acción o recompensa material.

i.- Hable con la familia del proceso de cambio de conducta que esta sosteniendo con su hijo.- En ocasiones los padres procuran crear el ambiente propicio para que el niño crezca con los valores correctos pero la influencia de personas externas a la familia no cooperan con el propósito de allí pedirles que no contradigan lo solicitado, den mal ejemplo, o intervengan con desaciertos.

j.- No negocie los valores y hábitos correctos.- El niño por naturaleza es chantajista, tenga amplio criterio para saber ofrecer, recompensar, negociar, etc. Hábitos tanto perjudiciales como correctos.

k.- Ignore situaciones difíciles.- No permita darle seguimiento y mas importancia de la que debe a una rabieta o capricho del niño, ignorar es una forma natural de decirle al niño que ese no es el camino para solicitar lo que quiere.

l.- Identifique la causa el problema y busque resolverlo.- En ocasiones el niño mal comportado es el resultado de la desintegración familiar, desacuerdo de padres, etc. Si usted es el motivador de una actitud negativa, entonces necesita usted corregirse y después trabajar con su hijo.

m.- Fomente la ocupación constructiva no distractora.- Existe un método infalible para que el padre pueda quitarse de encima una conducta difícil de su hijo y es: vete a ver televisión, vete a jugar lo que quieras, ve con tus amigos, que le parece si mejor dice: Armamos el rompecabezas?, jugamos memorama? Etc. Según la edad del niño construya no distraiga, llegara el momento de hacerlo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: