El probador

En la década de los 70 , circuló por toda Barcelona, la leyenda sobre lo que sucedía en el interior de los probadores de la tienda de lencería, la Sirena

Aunque fueron muchas las personas que pensaron que solo se trató de una leyenda urbana, más. 

En ella se cuenta, como detrás de la amabilidad y sonrisas de las dependientas, se escondió un oscuro negocio de trata de mujeres blancas. 

Leyenda del probador

Evidentemente, los encargados del negocio escogían a las mujeres más guapas. 

Todo empezaba, cuando la chica entraba en el probador, a probarse las prendas que había elegido. Mientras se estaba probando, alguien que estaba en una habitación de al lado, accionaba un botón que hacía que el espejo se girara, entonces quedaba al descubierto la entrada a una pequeña salita. 

En ella era donde las chicas quedaba retenidas. Aunque, este aspecto no está del todo claro, hay quien cree que eran trasladadas al sótano. Fuera como fuera, lo único cierto es que la chica no volvía a salir de la tienda por la entrada principal. 

En algunas ocasiones, la chica iba acompañada por su novio  este se quedaba esperándola fuera de  la tienda. Después de esperar durante varias horas, el chico preocupado entraba en el interior de la tienda y preguntaba por su novia. Las dependientas le decían que se había ido hacía tiempo. 

El final de la leyenda, dice que desde el puerto de Barcelona, las chicas eran trasladadas a algún país Árabe, en el interior de algún carguero.

El probador

Aquellos que se creyeron la historia, mostraron su indignación por lo que sucedía en el interior de la Sirena. Toda Cataluña terminó convirtiéndose un clamor contra aquella supuesta práctica. La policia decidió intervenir y averiguar que era lo que en realidad sucedía en el interior de la tienda, pero después de la investigación llegaron a la conclusión de que no había ninguna prueba, que demostrara que allí se estaba realizando alguna prácitca ilegal.

 

 

 


El probador

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: