amigos

Privilegia la amistad

En ese indetenible deambular por la vida, en infinidad de ocasiones, casi sin percatarnos de ello, nos vamos sumergiendo en el materialismo, los intereses no tan legítimos e infelices, todo causado por la pérdida invalorable del calor humano.

El amor sin condiciones enaltece la amistad, la solidaridad y, la familiaridad. Comulgando con él se acrecienta la fortaleza para enfrentar nuestras debilidades, temores, permitiéndonos levantarnos de una caída eventual e inesperada para continuar luchando por el bienestar común. La amistad, sin lugar a dudas dentro de las relaciones humanas es una de las manifestaciones que le agregan más calor, solidaridad y sentimiento.

La amistad verdadera

Cuando es de verdad, mejor dicho; insuflada con un amor sin condiciones, deseos puros y sinceros, buenos y desinteresados, puede acompañarnos toda la vida. Por cierto, resistente a los cambios, las mudanzas, a desacuerdos y silencios prolongados, porque; lo que necesitamos es, la consideración, la fidelidad y un deseo sincero de reencontrarnos y de esta manera rendir un homenaje de entrega, ofreciendo tan solo una disculpa sentida, expresar nuestro afecto y, el valor que representa para nosotros mantener ese lazo de amistad y …

Tenemos la seguridad plena, de que por una manifestación taumatúrgica o de magia y del aprecio verdadero, todo regresará tal cual a su estatus original. Sabemos de personas que cuando tienen una necesidad o el favor de una mistad, no vacilan en contactar al amigo aquel que siempre les demostró alto aprecio, sin pensar siquiera que ha pasado mucho tiempo desde que se encontraron por última vez.

amistad

Si la otra persona es un amigo verdadero y por tanto no hace caso del desencuentro pasado, de seguro le responderá de inmediato y, de no hacerlo en lugar de reprocharle, deberían meditar y hacer algunos cambios en su apreciación para favorecer el reencuentro y la relación. Es posible, que se haya vuelto más complicado reunirse para compartir, pero; aun quedan los modernos medios que la tecnología nos pone al alcance de la mano para procurarnos el contacto. (Emails, mensajes de texto, celulares, etc.,).

Lo gratificante de la amistad

Los reencuentros con los amigos de hecho tienen momentos altamente gratificantes, es agradable recordar, reír divertirnos, escucharnos, repasar el anecdotario de siempre, apoyarnos si ese fuera el caso y la premisa de acompañarnos a vivir de cuando en vez.

En consideración a la amistad debemos tener especial aprecio por aquel amigo que siempre quiere reunírsenos o que está pendiente de nosotros, debemos responderle con gratitud, no importa si solo es una humilde palabra cariñosa para premiarle su consecuencia con nosotros, para que no se canse y se sienta menospreciado en su demostración de cariño. Y de esta manera mantener ese lazo entre los dos.

Tres reglas invaluables para preservar los amigos. Sé incondicional con la amistad, solidario, sin reproches, comparte y apoya, así; son los verdaderos amigos. Privilegia la iniciativa; no esperes que el amigo te llame y trata de reunírteles y estimula a los demás a hacerlo. Elabora una lista especial de tus amigos, nombres, cumpleaños, aniversarios, teléfonos, emails y, llámalos por lo menos dos o tres veces al año.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: