Con el objetivo de ayudar, esta nueva entidad creada por familiares y allegados de personas con riesgo de suicidios, han querido romper el tabú del silencio que hay y que se diga alto y claro que en España hay 7.000 muertes anuales o muchas más, por suicidio. La Asociación del Suicidio-Asociaciación de Supervivientes (DSAS) se ha creado para agrupar a todas aquellas familias y personas que en algún momento de su vida han tenido algo que les relacione con un suicidio o intento de algún miembro cercano y querido.

fotografia

La doctora del Servicio de Psiquiatría del Hospital Sam Pau y experta en el tema, ha negado que hablar de suicidios haga aumentar los casos ya que estas acciones solo las cometen personas predispuestas a ello y que debido al silencio de algunos familiares, no se tienen cifras exactas ya que muchas familias silencian los suicidios para evitar comentarios y los encubren con otras enfermedades para evitar críticas de sus vecinos o conocidos.

fotografia

Cecilia Borrás, presidenta de la nueva asociación y que perdió un hijo por esta causa, lo que la hizo empezar la lucha, ha puntualizado que la intención de la entidad es mostrar el respeto por las familias que sufren esta situación a causa de una persona querida, destacando que hablar del tema ayuda a dignificar el sufrimiento emocional.  Ha explicado que la entidad que se ha construído agrupa de momento a 13 familias y reclama el apoyo de las administraciones para mejorar la atención a los supervivientes de un intento y que se rompa de una vez el silencio que siempre ha existido sobre este tema.

fotografia

fotografia

El Hospital de Sant Pau lleva cinco años al frente de un programa de prevención de suicidios y se muestran críticos y defienden la necesidad de abordar la principal causa de los suicidios de una población que tienen entre 30 y 44 años, que superan los muertos por accidente de tráfico. "No hablar de suicidio es la mejor forma de que la gente se siga suicidando", ha puntualizado Carmen Tejedor, doctora del Servicio de Psiquiatría  del Hospital de Sant Pau. Esta nueva asociación será de gran ayuda a todas aquellas personas o familiares que sufren o se enfrentan a depresiones o situaciones graves de estrés por diversas razones emocionales o las producidas por la crisis que vive el país por la cual ya se han producido varios suicidios y algunos intentos por la amarga situación de los embargos y pobreza en que muchas personas viven.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: