Los políticos ya han decidido el primer reparto de refugiados por Europa. Hay para todos. Desde Italia hasta Suecia tocan bocas para alimentar restando recursos de las que ya había que alimentar en los distintos países por eso del duro desempleo que padecemos más otras necesidades como dependencia y ayudas a las familias que, según Cáritas, no consiguen vivir con sus sueldos míseros.

Debemos sentirnos contentos. Somos solidarios con los refugiados. Me pregunto si en Siria serían tan solidarios con los europeos de toda la vida si un día llegamos a sus tierras huyendo de las guerras que montamos en las nuestras. No creo que nos recibieran respetando nuestra idiosincrasia.

Nosotros, en cambio, respetaremos velos y turbantes, les pagaremos mezquitas y les daremos dinero para ir viviendo mientras no consiguen un empleo. Bueno, nosotros no sino nuestros políticos. Esos seres superiores que nos quitan el dinero del bolsillo y lo reparten a diestro y siniestro. A los políticos europeos les gusta mucho dar para los de fuera y apretarnos el cinturón a los de dentro. Que se lo pregunten a la señora Merkel y a ese discípulo aventajado que tiene en La Moncloa.

De momento, ya han hecho el primer reparto de huidos. Son los inmigrantes de toda la vida, pero estos dicen que huyen de sus guerras para entrar antes. Son listos. Mucho más listos que los españoles que se eternizan en el desempleo. Una amiga mía sin trabajo me dijo que está pensando en hacerse pasar por refugiada siria a a ver si le dan un trabajo de limpiadora por horas. A mi amiga le piden referencias como limpiamierdas en las casas de Madrid. A las inmigrantes no les piden referencias. Les llega con saber que son extranjeras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: