fotografia

Holanda puede presumir de ser el único país europeo libre de perros callejeros o maltratados. Siempre un paso por delante en lo que a progreso social se refiere, desde mediados de 1860 establecieron la primera agencia de protección de animales y el primer asilo canino unos años después. Aunque no fue un proceso rápido si han sido constantes y en la actualidad los holandeses consideran a sus mascotas como un hijo más y se enseña a los niños a respetarlos y quererlos como seres vivos que son que sienten y sufren como cualquier humano. Ya lo dijo Gandhi: "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que trata a sus animales".

fotografia

Anteriormente las familias compartían su hogar con animales domésticos, especialmente perros y según el estatus de las mismas tenían un perro con pedigrí o un perro mestizo. Como era legal desprenderse de ellos cuando eran viejos o se cansaban de tenerlos los callejeros se incrementaron y con ellos las enfermedades, entre ellas la rabia. Esto dió pie a que se cazaran y se exterminaran con el consiguiente coste que esto suponía.

fotografia

Como los abandonos seguían y los holandeses no se podían permitir pagar sueldos para exterminar perros callejeros, se crearon organismos caninos que se encargaron de denunciar y hacer pagar multas a los maltratadores que abandonaban perros. Ya fue en el siglo XX cuando se promulgó la ley de Protección Animal y entró en vigor la Ley de Salud y Bienestar Animal. Si esta ley se incumple conlleva una multa cuantiosa y tres años de cárcel por lo que los holandeses antes de abandonar un perro se lo piensan muy bien. Estas leyes han hecho que cada vez más las costumbres vayan cambiando y se vea a las mascotas como uno más de la familia cambiando completamente la mentalidad del país que hoy día es un ejemplo para el mundo.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: