Hace ya un tiempo el gran Shigeru Miyamoto nos sorprendía con una nueva entrega de Mario, titulado Super Mario Galaxy. El juego de aventuras protagonizado por nuestro bigotudo amigo iba a causar furor entre los videojugadores, mientras Nintendo enseñaba videos que no hacían más que dejarnos boquiabiertos tras esos coloridos gráficos, esa música que rompía todo lo antes visto en la saga principal, y como novedad, la gravedad iba a tomar un papel importante dentro del juego, puesto que viajaríamos por galaxias para reunir las famosas entrellas rescatando finalmente a la ya muchas veces secuestrada Princesa Peach.

No hace falta decir que, como cualquier título de Mario, el juego tuvo una aceptación más que envidiable, la primera semana en japón vendió 250.000 unidades, y a nivel mundial se vendieron más de 3 millones de copias.

Ahora Miyamoto lo ha vuelto a hacer, y nos ha sorprendido anunciando la segunda entrega de la serie "Galaxy", quebrantando la costumbre de desarrollar un título de Mario por consola.

Hablo de Super Mario Galaxy 2, título que viene a demostrar que el fontanero italiano tiene mucha magia por entregar, y que, pese a estos nuevos tiempos que son regidos por los pixeles, Nintendo nos entrega juegos con esas bondades nostálgicas que esta compañía nos tiene acostumbrados a recordar.

Esta nueva entrega está llena de eso, de recuerdos, de melodías viejas pero remasterizadas, de fases conocidas y re-editadas, de esa esencia que bebe de las antiguas entregas de Mario, para introducirlas en un juego que emana frescura, nostalgia y belleza, dando como resultando una verdadera obra maestra.

Gráficos vivos y coloridos.

Wii es una consola que fue diseñada para innovar, dejando de lado la fuerza bruta, el tecnicismo y las resoluciones descomunales, sin embargo estamos ante un juego que sorprende técnicamente, con gráficos realmente vivos, mundos trabajados y extensos, unos frames muy fluidos y todo artísticamente muy propio de Miyamoto.

Super Mario Galaxy 2 fue desarrollado con el mismo motor que su antecesor, por lo que aquellos que hayan jugado a su anterior entrega verán algunas similitudes en modelados de los personajes, sin embargo, pese a que quizás no sintamos familiarizados, hay muchos cambios con respecto al primer Mario Galaxy, cambios que por lo demás, tendrán que ver con sus propios ojos.

Pasajes nostálgicos.

Una de las cosas que muchos jugadores esperaban era encontrarse con Yoshi, en la primera entrega el dinosaurio verde jamás apareció, y en New Super Mario Bros Wii hizo su presencia en muy pocas fases, dejando al jugador con muchas ganas de que Yoshi tomara un rol mucho más protagónico dentro del juego.

En esta nueva entrega nuestro amigo verde aparece como debe ser, al estilo Super Mario World, haciendo uso de sus habilidades y adquiriendo nuevos poderes jamás vistos anteriormente.

Otra sorpresa más son algunas etapas que nos parecerán muy conocidas, es más que probable que Miyamoto haya puesto total énfasis en tocar el corazón de aquellos jugadores de antaño, que pusieron sus manos en los míticos Super Mario 64 y Super Mario World.

A diferencia de la anterior entrega, Super Mario Galaxy 2 nos hará recordar al título de Mario convencional, ese mapa general donde elegimos las etapas que deseamos pasar con sólo presionar hacia el lado o hacia arriba, cuán Super Mario 3.

También recalcar que las monedas aparecerán masivamente, gran diferencia a su antecesor que sólo aparecían como máximo 10 monedas por etapa, ya que sólo tenían la facultad de curar a nuestro bigotudo amigo.

Banda sonora de lujo.

Nintendo ha querido emular la sensación de las anteriores entregas de Mario no sólo con etapas y personajes conocidos, sino que las melodías también juegan un papel importante a la hora de entregar sensaciones de belleza y nostalgia.

La mayoría de los temas son orquestados, por lo que su calidad puede incluso sobrepasar a su antecesor. Escucharemos melodías viejas y otras nuevas, manteniendo esa cualidad que desde que Mario es Mario nos ha cubierto con ese toque único.

La magia de Nintendo.

No es para menos, estamos ante un juego mágico, que todo videojugador debería hacerse con él, dejando de lado tu estatus de hardcore, jugador rudo y anticasualgamer. Si eres un jugón no esperes más, personalmente muy pocos juegos me llegan a entregar sensaciones tan fascinantes, emulando quizás aquellos tiempos de la era de los 8 y 16 bits, y es que hoy en día mandan los pixeles, pero muchas veces se han olvidado de la verdadera razón del videojuego, entretener sana y felizmente a un usuario que sólo quiere entregarse a un mundo donde no sólo gira entorno los gráficos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: