Faringitis, bronquitis o amigdalitis son algunas de las enfermedades más comúnes durante la primavera. Los cambios de temperatura propios de la estación también favorecen los procesos víricos y las patologías infecciosas que manifiestan erupciones cutáneas como la varicela, la deshidratación, la insolación o la parasitósis.Además, también aumentan las infecciones respiratórias y las enfermedades alérgicas.

El buen tiempo nos anima a ir al campo, pasear por la montaña o la playa y disfrutar unos días en la naturaleza. Es en esta época cuando empiezan a registrarse las primeras picadas de abejas, mosquitos y otros insectos o animales.

Existen multitud de insectos que pueden provocarnos una picadura. Es muy importante prevenirlas: no molestar a los insectos, taparse la piel con lo que sea necesario y tener en cuenta la comida en espacios abiertos. También es importante eliminar o tapar el agua estancada y utilizar mosquiteras, dentro de las casas o en las tiendas de campaña. Otro método eficaz y seguro son los repelentes cutáneos, como por ejemplo los que contienen DEET o Picardina entre sus ingredientes activos. El sudor acelera la eliminación de los repelentes, motivo por el cual es interesante aplicarlos de nuevo antes del tiempo recomendado. Durante la exposición al sol, primero se ha de aplicar el protector solar y, media hora más tarde, el repelente.

En los casos más graves, puede derivar en la aparición de fiebre y debilidad física. La mayoría de las gastroenterítis se eliminan, es decir, los síntomas y el malestar desaparecen con el paso de los días. El tratamiento de la gastroenterítis incluye una correcta hidratación con sales minerales. Su prevención va desde tomar agua purificada, hasta lavarse las manos antes de cada comida y después de ir al baño, no consumir alimentos en lugares poco higiénicos y lavar bien las frutas y verduras que se tengan que comer crudas.

infecciones en primavera

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: