No hacemos más que mirar la previsión del tiempo en Semana Santa. entras en la Red de Redes, miras si llueve en tu lugar de vacaciones y te deprimes. No es para tanto. Una debe hacer su vida al margen de la climatología. Yo he decidido que las lluvias del Norte no me van a estropear las vacaciones.

Mi chico dice que estoy loca. No le falta razón. Una cuando se suelta la melena se la suelta de verdad. Esta mañana me he ido a pasear por la playa con mis hijas. Las niñas se divirtieron tanto como si calentara el sol. Pudieron estrenar los paraguas nuevos que les compré el otro día y también nos pusimos unas botas preciosas que compré en las rebajas. Hay que disfrutar la ropa invernal con alegría.

La previsión del tiempo me trae sin cuidado. Tanto me da que digan los hombres y mujeres del tiempo que llueve o que calienta el sol. La temperatura la pone servidora con las ganas de divertirme que tengo estos días. Lo de las procesiones de Semana Santa me trae sin cuidado también. Está muy bien que puedan salir, pero tampoco pasa nada si no salen. La Semana Santa es más que una serie de santos y vírgenes en procesión por las calles de las ciudades españolas. Para mí la Semana Santa es una semana de vacaciones para toda la familia y eso hay que disfrutarlo.

Además, los hombres y mujeres del tiempo no aciertan mucho. Tampoco pueden permitirse acertar porque los empresarios del turismo nacional están agresivos con ellos. Temen que les quiten la clientela si anuncian una tormenta encima de sus cabezas. Deberían pensar más en vender un buen producto y menos en las previsiones del tiempo. Los clientes de los hoteles valoramos más que las habitaciones estén bien limpias, por ejemplo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: