El cáncer de mama se puede prevenir, si conocemos bien los factores de riesgo de esta enfermedad. Porque, al contrario de lo que se cree, los antecedentes familiares solamente explican una pequeña proporción del total de los casos diagnosticados.

Ante los alarmantes datos sobre el cáncer de mama, que afecta cada vez más a mujeres más jóvenes, calculándose que un 5% desarrollarán un cáncer de mama antes de los 75 años, conviene conocer los factores de riesgo que diversos estudios han señalado como los más importantes, aquellos que incrementan considerablemente el riesgo de padecer un cáncer de mama. Entre ellos, podemos citar:

  • Tomar anticonceptivos orales, y seguir la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia, puede incrementar el riesgo de cáncer de mama, según diversos estudios recientes.
  • La obesidad, así como una alimentación desequilibrada, rica en grasas y pobre en verduras, frutas y hortalizas, supone asimismo un factor de riesgo. La dieta mediterránea, muy rica en fibra y aceite de oliva, podría actuar como un factor protector frente al cáncer de mama, así como incluir en la dieta alimentos con probado efecto antioxidante, como algunas frutas rojas, el brécol, el té verde, el ajo y la cebolla.
  • Consumir regularmente bebidas alcohólicas también incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama, si bien algunos estudios sugieren que el vino tinto, tomado con moderación, podría actuar asimismo como protector por su contenido en antioxidantes.

Otros estudios han sugerido que realizar ejercicio físico regular, combinado con la dieta mediterránea, y dormir lo suficiente para tener un descanso nocturno reparador, son importantes factores de protección frente al cáncer de mama.

En el caso del ejercicio físico, recientes estudios han señalado que el riesgo de padecer cáncer de mama disminuye hasta en un 20% entre las mujeres que realizan alguna actividad física regular.

El cáncer de mama aumenta entre las mujeres, y la edad de su incidencia es cada vez más precoz. Por ello, nuestra mejor herramienta es una buena información sobre los factores de riesgo y de protección, para poder adoptar nuevos hábitos de vida que nos protejan frente a esta enfermedad. Porque, a pesar de sus altos índices de curación, el cáncer de mama supone un duro golpe en la vida de una mujer.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: