El café es una bebida que se obtiene a partir de la moledura de las semillas tostadas de la planta del mismo nombre.

Su efecto estimulante es uno de los más conocidos pero, ¿conocemos realmente todas las propiedades y beneficios que pueden provocar en nuestra salud?

Éste se caracteriza por su alto contenido en antioxidantes, algo que retrasa el envejecimiento. Además, debido a su poder broncodilatador, mejorando así el paso del aire, y la liberación que produce de endorfinas y dopamina, controla y combate enfermedades como el asma y la depresión, respectivamente. Otras ventajas su consumición son la prevención del cáncer de colon y la reducción del cáncer de mama así como, a su vez, disminuye la posibilidad de sufrir alzhéimer y párkinson.

Ahora que conocemos algunas de las tantas utilidades del café, aprendamos unas breves pautas para disfrutar de todo su sabor:

- Se recomienda usar agua mineral a unos 90 grados.

- Moler los granos (aproximadamente 20 gramos por taza) justo antes para conservar todo su aroma.

- A la hora de filtrarlo, si lo hacemos con papel, conviene verter un poco de agua fría antes de echar el agua caliente.

- Conviene servir el café en tazas de vidrio y porcelana, nunca en recipientes de plástico o metal puesto que alterarían el sabor.

- Endulzar a gusto y para potenciar su sabor podemos combinarlo con chocolate amargo.

¡Y listo! Ya podemos disfrutar de un buen café, ‘Caliente, claro. Y sin azúcar. Sin aliento.’ Aunque esto último os lo dejo a vuestro criterio.

Bebida con propiedades estimulantes y antioxidantes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: