Fueron creados como una parodia a los premios Nobel por la revista de humor científico “Annals of Improbable Research”. La palabra IgNobel se pronuncia igual que la palabra ignoble (innoble) en inglés. Comenzaron en 1991 y cada año reparten sus premios a investigadores y organismos de todo el mundo. Dado lo absurdo de los estudios premiados su veracidad puede albergar alguna duda, pero son totalmente reales.

IgNobel

El 1 de octubre de 2009 se entregaron los premios IgNobel de este año, los premiados fueron los siguientes:

-Medicina veterinaria. A Catherine Douglas y Peter Rowlinson de la Universidad de Newcastle (Gran Bretaña) por demostrar que las vacas con nombre dan más leche que las que no tienen nombre.

-De la Paz. A Stephan Bolliger, Steffen Ross, Lars Oesterhelweg, Michael Thali y Beat Kneubuehl de la Universidad de Berna (Suiza) por determinar, por medio de la experimentación, si es mejor romper sobre la cabeza una botella llena o vacía de cerveza.

-Economía. A los directores, ejecutivos y auditores de cuatro bancos Islandeses (Kaupthing Bank, Landsbanki, Glitnir Bank, y Central Bank of Iceland) por demostrar que pequeños bancos pueden transformarse en grandes bancos y viceversa. Y por demostrar que cosas parecidas pueden hacerse con una economía nacional.

-Química. A Javier Morales, Miguel Apátiga, y Victor M. Castaño de la Universidad Nacional Autónoma de México por crear diamantes a partir de líquido, concretamente de tequila.

-Medicina. A Donald L. Unger, de Thousand Oaks, California, USA, por investigar la posible causa de artritis en los dedos por crujirse diligentemente los nudillos de su mano izquierda, nunca los de su mano derecha, todos los días durante los últimos 60 años.

-Física. A Katherine K. Whitcome de la Universidad de Cincinnati, USA, Daniel E. Lieberman de la Universidad de Harvard, USA, y Liza J. Shapiro de la Universidad de Texas, USA, por determinar analíticamente por qué las mujeres embarazadas no vuelcan.

-Literatura. Al servicio de policía irlandés (Garda Siochana) por escribir y presentar más de 50 multas al conductor infractor más frecuente del país: Prawo Jazdy, cuyo nombre en polaco significa: “permiso de conducir”.

-Salud pública. A Elena N. Bodnar, Raphael C. Lee, y Sandra Marijan de Chicago, Illinois, USA, por inventar un sujetador que, durante una emergencia, puede convertirse rápidamente en un par de máscaras de gas, una para la persona que lleva el sujetador y otra para alguien más que la necesite.

-Matemáticas. A Gideon Gono, gobernador del Reserve Bank de Zimbabwe, por dar a la gente una forma sencilla de arreglárselas con una amplia gama de números, de muy pequeño a muy grande, al conseguir que su banco imprimiera billetes con los números desde un céntimo ($0,01) hasta cien billones ($100.000.000.000.000).

-Biología. A Fumiaki Taguchi, Song Guofu, y Zhang Guanglei de la Universidad Kitasato de Ciencias Médicas en Sagamihara, Japón, por demostrar que se puede reducir en más de un 90% los residuos de las cocinas utilizando bacterias extraídas de los excrementos de los pandas gigantes.

 

He aquí una selección, desde su comienzo, de los que me han parecido más productivos para la ciencia y la sociedad:

-De la paz (1993). A la Compañía Pepsi-Cola de Filipinas, por organizar un concurso con premios millonarios y anunciar un número de ganadores equivocado, incitando a la revolución a 800.000 expectantes ganadores, y consiguiendo así unir en una sola causa a las múltiples facciones enfrentadas, por vez primera en la historia del país.
*Lo que sucedió es que el ordenador de la compañía Pepsi-Cola sufrió un fallo de programación durante una promoción en 1993, que hizo que en lugar de 18 tapones ganadores, se imprimieran y distribuyeran 800.000. Tras el suceso la compañía fue objeto de más de 5.000 querellas criminales, y una condena por "negligencia laboral" y "publicidad engañosa", que le ocasionaron unos gastos de más de 10 millones de dólares (los 18 premios pensados inicialmente ascendían a un total de 720.000 dólares). 

 

-Meteorología (1997). A Bernard Vonnegut, de la Universidad Estatal de Albany, por su revelador informe: "El cacareo de los pollos como medida de la velocidad del viento durante un tornado".

 

-Física (1999). Al Dr. Len Fisher Inglés por calcular la forma óptima de mojar una galleta.

 

-Tecnología médica (1999). A los difuntos George y Charlotte Blonsky, de Nueva York por inventar un dispositivo para ayudar a las mujeres a dar a luz: se ata a la mujer en una mesa de forma circular, y se hace girar ésta a alta velocidad para aprovechar los efectos de la fuerza centrífuga.

 

-Informática (2000). A Chris Niswander, inventor del  "PawSense" (sensor de pisadas), un software que detecta cuando un gato está andando por encima del teclado de un ordenador.

 

-Medicina (2006). A Francis M. Fesmire, de la Universidad de Tennessee por su informe "Interrupción del hipo con un masaje rectal dactilar".


-Lingüística (2007). A los españoles Juan Manuel Toro, Josep Trobalon y Nuria Sebastián Gallés, de la Universidad de Barcelona, por un estudio que demuestra que las ratas a veces no distinguen entre el japonés y el holandés cuando las personas hablan esas lenguas al revés.

 

-Física (2008). A los estadounidenses Dorian Raymer y Douglas Smith, por probar que un montón de cuerdas, pelos o cualquier otra cosa parecida acaba enredándose y formando nudos.

 

Aunque desde que le dieron el premio Nobel de la Paz a Henry A. Kissinger en 1973 o la más reciente candidatura al mismo premio de Tony Blair y George W. Bush en 2003, no distingo cuál es el original y cuál la parodia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: