Si te apetece un POSTRE FÁCIL Y RÁPIDO, y no te das maña en la cocina, ésta es tu receta. Además, pensando en los que se cuidan esta receta es una buena alternativa para disfrutar del dulce LIGHT. En casa siempre es un éxito, y su elaboración es tan simple que puedes hacerla con tus hijos.  Sin horno. Está para chuparse los dedos. Y ahora en verano apetece más que nunca, si  lo tomas fresquito. Comencemos.

 

INGREDIENTES

 

 leche condensada light 250 gramos

leche evaporada 250 gramos

zumo de limón

ralladura de limón

galletas tipo María o Marbú Doradas sin azúcar

 

ELABORACIÓN

PRIMER PASO

Estás preparado. En un recipiente echas la misma cantidad de leche condesada que de leche evaporada, el zumo de varios limones, para esta cantidad está bien 3. Aunque es cuestión de gustos, si te gusta más ácido,  pues añade más zumo. Pones la ralladura de los limones. Y lo bates todo junto hasta que se mezcle. 

 SEGUNDO PASO

 A continuación, expandes una capita de esta mezcla en el fondo de una fuente de cristal, y pones una primera capa de galletas, después otra de la mezcla, otra de galleta, y así sucesivamente. La última capa debe ser de la crema resultante, no te preocupes si te parece muy líquida. Después de un rato en la nevera espesará.

Casi lista, para decorarla puedes volver a echar la ralladura del limón o lo que tu imaginación te pida. Lo metes en el frigorífico durante unas cuatro horas, y a disfrutarla. No has tardado ni cinco minutos, y el resultado merece la pena. IDEAL PARA NIÑOS.

 

Sugerencia

Si tienes ganas de experimentar y de probar sabores nuevos. Puedes elaborarla igual, pero sustituyendo el zumo de  de limón  por un vasito de zumo de melocotón. Y la ralladura por trocitos de  MELOCOTÓN, y adornalo con gajos. A disfrutar.

 

AUTORA DE LA FOTOGRAFÍA: Rebeca Aldama Garcìa

 

Limones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: