Perú tiene como tarea, elegir a un Congreso nuevo en estas elecciones convocadas para Abril. Este 2011, puede ser testigo de una repetición del anterior Congreso que no convence ni a los gobernantes de turno, mucho menos a la Ciudadanía que votó el año dos mil seis. Una de las características es que este Congreso si bien está integrado por nacidos en diferentes Regiones-Departamentos, todos una vez elegidos son concentrados en Lima, por lo que con toda precisión se le puede denominar Congreso Parlamentario Limeño, o Limeñizado como se guste denominarlo. Desvinculados de la tierra que los vio nacer y crecer, lejos de sus necesidades y aspiraciones y su diario vivir así como de los cambios que se dan , los parlamentarios encerrados en Lima y específicamente en el local del Congreso, apenas atinan a pasearse de tanto en tanto para vincularse de alguna manera con sus electores, su tierra santa, etc. Perú ya necesita una serie de cambios que ahonde la Descentralización, uno de ellos es transformar este Congreso Parlamentario Limeño en un Congreso Peruano, cuya organización y dinámica necesita de un concenso político, procedente de una Asamblea Constituyente. La perspectiva no se presenta muy prometedora para dicha Asamblea, sobre todo si el próximo Congreso nuevamente se limeñiza, se presenta fragmentado y le rinde homenaje a partidos en extinción, partidos a, b,o z que no tienen concordancia con las necesidades, urgencias y anhelos de la nacion peruana, o mejor dicho de los herederos de las diferentes culturas, que por lo menos una por cada región departamento forman parte de la historia de Perú. Pretender macro regiones, o las famosas regiones del mar a la selva, es avasallar esas culturas, olvidándose claramente de la historia de Perú y marchando hacia un futuro incierto, peligroso, con tendencia a favorecer la desintegración nacional que nadie pide, menos reclama ni nadie propugna. La ciudadanía tiene dos opciones claras: -Una de ellas es fragmentar el Congreso y repetir el Congreso Limeño con todas sus desventajas,inercias,ineficacias, etc. Todo lo cual abona a mantener el actual atraso peruano, por más que cantos de sirena indiquen que estamos rumbo al primer mundo, como si existieran siquiera las condiciones para ese salto, que sería un Gran Salto, que ni el mejor novelista puede describir. -la otra opción es impulsar una Asamblea Constituyente por un Tiempo Nuevo, un nuevo Concenso, en procurar de progresos sólidos de educación,salud, economía, Presencia Internacional, etc. Darle la oportunidad para que este Congreso Limeño tenga dos bancadas nítidamente mayoritarias que no requieran acomodos y reacomodos para legislar ,fiscalizar y aportar a Perú. Puede ser una posibilidad de viabilizar esa Asamblea Constituyente que tarde o temprano se dará. Perú votará en las elecciones próximas de Abril o por un Congreso Limeño o la posibilidad de contar con un Congreso Peruano.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: