Snowden y el espionaje de la NSA han acaparado los titulares mundiales en los últimos meses. Las filtraciones del ex-analista de la CIA, han causado gran impacto en la opinión pública, generando alarma en la población.La razón de ésta es clara: nadie desea que otros se inminiscuyan en su vida privada, sin autorización. Es una paradoja de nuestros tiempos, ya que mientras la gente publica su vida en redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin, al mismo tiempo rechazan en forma tajante que su información sea espiada. Es decir, se reclama el derecho de revelar en forma personal los datos privados que se quieran mostrar, y el derecho de proteger aquellos que no desean exhibirse a la opinión pública. 

Por lo anterior, Snowden es un héroe para mucha gente. Y sus revelaciones han indignado incluso a dirigentes de naciones como Dilma, presidente de Brasil, y Merkel, Primer Ministro de Alemania. Hasta el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha comunicado al gobierno de Estados Unidos su inconformidad por el espionaje al que la NSA ha sometido a su nación.

De entrada, hay que admitirlo, nadie quiere ser espiado. Ni personas, ni gobiernos. Solamente que éste no es el quid del asunto, porque en este caso, como en otros, los deseos son rebasados por la realidad. En otras palabras, el espionaje es una realidad, y siempre se ha hecho, en todas las épocas y por todos los gobiernos. Y nada indica que vaya a desaparecer, vaya ni siquiera por las revelaciones de Snowden. Todos espían, todos son espiados. La diferencia es la capacidad para espiar que hay entre los "espiadores". Brasil espía, Alemania espía, China espía, México espía, todos los países espían. Entonces, para que "darse de golpes de pecho"? Porqué demostrar sorpresa e indignación ante el hecho del espionaje? Porqué reclamar lo que también se hace? La capacidad tecnológica, económica y de logística, es la diferencia entre la calidad de espionaje de unos y de otros, pero todos lo hacen.

Si, estamos preocupados por el espionaje, pero éste no va a morir. Ante esta cruda y aterrorizante realidad, en lo que tenemos que pensar es en cómo protegernos. Si la NSA, coomo lo declara Snowden, ya tiene la computadora cuántica, la que es capaz de descifrar cualesquiera password y código, entonces hay que dirigir las energías y recursos en hallar un mecanismo de protección de esta máquina.

Señoras y señores, dejemos de tirar patadas y de hacer rabietas ridículas, como niños, al sentirnos "indignados" porque "un mundo nos espía". Por favor, nuestros líderes, al igual que nosotros, sabemos que los espías, centrales de espionaje, y sistemas de espionaje, han estado allí por siempre. Para que fingir que no lo sabíamos, si lo sabíamos. Por tanto, seamos adultos, y concentrémonos en resolver satisfactoriamente esta problemática. Y tenemos que vivir con el hecho que estamos siendo espiados. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: