fotografia

Capas de ceniza cubrieron dos ciudades el 24 de agosto del año 79 d. C, Herculano y Pompeya que fueron totalmente enterradas tras una violenta erupción del volcán Vesubio. Junto a las ruinas de Pompeya que fueron descubiertas en 1748 se levanta la nueva y moderna Pompeya que se ha convertido en el destino turístico de muchos miles de personas que cada año viajan para contemplar los restos de lo que fue una gran urbe de la antigua Roma. Miles de personas también tienen trabajo gracias a la industria del turismo tanto en trabajos en el sector de la hostelería, como taxistas, comerciantes, etc.

fotografia

fotografia

Las ruinas de la antigua ciudad son tan cercanas a la nueva Pompeya que se pueden visitar andando y se accede a ellas por varias entradas. También existe una línea de tren privado que lleva a los turistas hasta las mismas ruinas de la antigua ciudad. Los instantes últimos vividos por los habitantes de la destruída ciudad quedaron inmortalizados tras la erupción del Vesubio, no obstante, se cree que muchos de ellos ya habían dejado el lugar al producirse los terremotos que suelen suceder antes de entrar el volcán en erupción.

fotografia

fotografia

Se calcula que podían vivir en Pompeya unas 15.000 personas y solamente se han encontrado 2.000 cadáveres lo que hace supones que muchos consiguieron salvarse al marcharse cuando se produjeron los primeros temblores. Desde las primeras excavaciones se encontraron en las cenizas solidificadas los huecos donde se encontraron los cadáveres y al rellenar estos huecos, las figuras que se consiguieron mostraron las posturas que los habitantes de esta ciudad tenían cuando fueron sepultados. Momentos cotidianos, escenas familiares salieron a la luz escenificando el momento donde les sorprendió la muerte cuando el Vesubio sepultó totalmente la ciudad bajo una espesa capa de cenizas.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: