En la actualidad podemos encontrar en las farmacias complementos alimenticios con propiedades adelgazantes, hidratantes, regeneradoras, desintoxicantes...Estos productos suelen estar elaborados con extractos de plantas y sustancias naturales que nos ayudan a cuidarnos desde el interior.

El problema surge ante la variada oferta existente en la actualidad, que se renueva constantemente, pues la mayoría de fabricantes de cosméticos han lanzado también complementos que se toman por vía oral: Antioxidantes, antiarrugas, adelgazantes, diuréticos, bronceadores...

Uno de los complementos alimenticios antiedad que aporta grandes beneficios para nuestra salud y belleza es el polvo de proteína de colágeno. Producto natural, nutre, protege y regenera los tejidos con colágeno de nuestro organismo, como los de las articulaciones, huesos y piel.

El polvo de proteína de colágeno reduce el dolor articular originado por desgaste, envejecimiento o traumatismo, y la pérdida de densidad ósea, aportando flexibilidad. Muy aconsejado para deportistas o personas con sobrepeso, está asimismo indicado para dietas de adelgazamiento, al no contener grasas, azúcares ni otros carbohidratos y al presentar un efecto saciante y antiflacidez.

El polvo de proteína de colágeno aporta elasticidad a nuestra piel, y reduce las arrugas.

No presenta efectos secundarios adversos, si bien su consumo no se recomienda para las personas que tienen fenilcetonuria o requieren una dieta baja en proteínas (enfermos renales o hepáticos).

Los beneficios se pueden apreciar a partir de 1-3 meses de tratamiento.

Siempre es aconsejable comunicar a nuestro médico que estamos tomando un complemento alimenticio, aunque, como en este caso, carezca de efectos secundarios adversos e incompatibilidades con medicamentos, para que nos pueda hacer un seguimiento y un control, y pueda verificiar los beneficios obtenidos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: