Pollo con ajo. Una deliciosa receta

POLLO CON AJO

La siguiente es una receta muy fácil de preparar, pero tiene un sabor bastante agradable. Sin tener que gastar grandes cantidades de dinero, en unos cuantos minutos se puede disfrutar de un platillo ideal para cualquier ocasión, desde un almuerzo, hasta una cena formal. A primera vista puede parecer que esta receta es sumamente similar a la del pollo empanizado, pero la forma en la que los sabores del aceite de oliva y del ajo se mezclan delicadamente, sin duda contribuye a darle un sabor bastante especial al pollo, que de seguro satisfacerá incluso a esas personas que tienen paladares bstante exigentes.

Ingredientes del Pollo con ajo

Las siguientes cantidades sirven para preparar cuatro porciones de pollo con ajo.

Dos cucharaditas de ajo finamente picado

 1/4 de taza de aceite de oliva

1/4 de  taza de pan molido

1/4 de taza de queso parmesano rallado

Dos pechugas de pollo deshuesadas y sin piel (cortadas por la mitad)

Preparación

Precalienta el horno a 425 grados F (220 grados C).

Comienza por calentar el aceite de oliva con el ajo, para que de esa manera se vayan mezclando poco a poco sus sabores. En un tazón de buen tamaño, mezcla el pan rallado con el queso parmesano. Primero sumerge las pechugas de pollo en la mezcla de aceite de oliva y ajo, y después, en la mezcla de pan rallado. Coloca con cuidado las pechugas en un plato poco profundo para hornear.

Hornea de 30 a 35 minutos en el horno precalentado, hasta que las pechugas pierdan el color rosado y sus jugos salgan claros.

¡Eso es todo! Ya puedes disfrutar de un buen plato de pollo con ajo. O si así lo deseas,para darle un toque más fresco a tu comida, puedes servir tu pollo con ajo acompañado con la ensalada verde de tu elección.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: