Es lamentable ver el lenguaje rastrero usado por políticos del Partido Popular para criticar las medidas de emergencia financiera decididas por el gobierno socialista. En realidad no criticaban las medidas con ningún argumentos sino que se esmeraban en insultar de la forma más grosera. El 25 de mayo, las imágenes de los representantes del pueblo no sólo parecían algo que ha sucedido en parlamentos de países tan poco democráticos y no ejemplares cívicamente como Thailandia, Ucrania o Perú, sino que además el lenguaje usado era verdaderamente rastrero. El  político portavoz del Partido Popular no escatimó adjetivos agresivos y altaneros contra el presidente, en una diatriba que no tenía ningún contenido político sino que era una sarta de insultos. Otra persona del mismo partido, la alcaldesa de la capital de la autonomía que más ha dado de qué hablar por la corrupción recientemente (la llamada "trama Gürtel") llegó a los insultos más bajos contra la persona del presidente Rodríguez Zapatero y hasta contra la esposa de él, tratando de escudar su  vil grosería con la expresión "con perdón". Es como si los socialistas y otros se pusieran a decirles a Rajoy a Camps y tantos otros populares: "partida de corrompidos, chorizos, ladrones (y les decimos esto con perdón)".

¡Qué bajo está el nivel de cultura de los políticos del partido que pretende ser capaz de resolver los problemas de toda Europa simplemente porque sus portavoces saben insultar! 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: