Política

Cuando escuchamos la palabra política, lo primero que se nos viene a la mente, es esos seres que viven del erario público, con mala reputación, que no saben otra cosa que enredar a los incautos, posando como los héroes de la patria.

Pero la política no solo toca lo público, también lo privado, lo civil diríamos en términos jurídicos, las empresas fijan políticas, en el hogar se fijan políticas, los amigos fijan políticas.

Lo político apunta a una guía de actuación permanente, que debe ser el derrotero para conseguir unos objetivos, por ejemplo la política de la empresa es la calidad primero, por eso su personal debe responder en sus actuaciones a esta política, fijando que ante tal situación la respuesta debe ser la mejor.

En cierto sentido la política debe ir de la mano con los principios y valores, la política debe ser ante todo honesta y transparente, no debe ser un ideal, debe ser la búsqueda de la perfección.

Uno se pregunta cual es la formación en política pública, que reciben los que desean emprender su camino, la respuesta puede ser, que no hay formación, hay capacitación que es muy distinto, pero igual opera para lo privado, con igual respuesta por supuesto, ¿en el hogar será distinto?, respuesta en suspenso, la distorsión en que parte del proceso ocurre.

Política suena a marco de direccionamiento, en el papel que se deshace con el tiempo y las inclemencias climáticas del espíritu del hombre, hemos avanzado, pero en lo más vital, la conservación de la vida del hombre político contra la politiquería no, quien se opone en su concepción pura, fallece en el intento.

Maquiavelo sigue vigente, «el fin justifica los medios», los medios justifican la política, en lo público el mantenimiento perpetuo de las castas dominantes en el poder de beneficiarse de su ejercicio, en lo privado crecer, no importando los medios, la mentira en ambos casos, el sacrificio del medio ambiente en ambos casos, el desmejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos en ambos casos.

La política en su plataforma ideológica persigue los fines más puros de ayuda a la gente. así en su concepción se equivoquen los caminos, armar un pueblo como política de seguridad, peligrando la vida de los ciudadanos, por su uso indiscriminado.

El hombre es un ser político, dicen los expertos, sólo que unos nacen para mandar y otros para obedecer, la política de la imposición y la sumisión, la herencia perversa por siempre, el trauma de dominación que no podemos superar, los hombres no son iguales, la política los dividió en sus dos jerarquías, por eso se dice que el pobre no puede aspirar a gobernar, pero el pobre de espíritu si.

La política como arte, el arte significa ante todo creatividad, la creatividad en política es saber convencer lo imposible por simple lógica, conocimiento mínimo con que fuimos dotados, pasa a un segundo plano por alienación o por indiferencia.

Es valida la política de no tomar partida por nada, la corriente nadaista no tiene tiempo ni espacio,la vaguedad prevalece, se extiende por todo el planeta.

La política de escribir, usufructuar el papel virtual con la levedad o con la inquietud, un mundo visual que no está dispuesto a las letras eternas, menos a su extensión más allá de doscientos caracteres, ni al trastorno del alma en cuerpos demasiado terrenales, el espectáculo cede a la intención de la inquietud

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: