Cuando nuestra cabeza y nuestro corazón se fusionan

 

Estas son obras personales Creaciones que he hecho en algun momento de mi VIDA


COMIENZO POR ESTE PEQUEÑO CUENTO:


EL ESPECTRO DE MI FUTURO

Estaba somnoliento en mis aposentos, en ese preciso instante un ruido estremeció mis oídos, todos mis sentidos se percataron de aquel acontecimiento sin razón y sin entendimiento; por un pequeño instante creí que era algo insignificante, me di media vuelta y me dormí al instante. Pero no terminó ahí, de nuevo lo volví a oír; mis ojos comenzaron a dar vueltas en todas las direcciones, miraba arriba y abajo y a todo mi alrededor; de repente fijé mis ojos en una esquina de mi habitación, allí encontré una figura sin definición; tan solo mi vista podía percibir el contorno de su forma y mi mayor impresión vino justo después de eso cuando aquella figura comenzó a acercarse, por ese segundo palpitaba mi corazón y sentía las gotas de sudor que recorrían cada poro de mi piel, sabia la exaltación y la perturbación que habitaban en mi interior, pero no fue hasta después de escuchar esa voz firme y dispuesta, cuando sentí esa anestesia en mi mente y la calma vino de repente, la perturbación había terminado y comenzó aquel relato por el cual el resto de mi vida cambiaria.

-escucha con atención,-susurró la figura- vengo a decirte algo, no puedo hablar mucho porque sonaría confuso, pues ya tienes prejuicios sobre mi escabrosa figura; soy un espectro recolector de almas, la razón por la cual estoy aquí la entenderás a su debido tiempo pero tendrás que saber que tu futuro por el momento es incierto, pero no todo está perdido, aunque tu batalla sea dura si la afrontas con tesón y mesura, lo podrás conseguir, por ahora me retiro de aquí.

-¡Oh vaya! -Dije.

En mi confusión, mis pensamientos hundidos estaban en un mar de dudas y fantasía, ¿en qué momento dejé que mis sueños fueran parte de mi realidad?, no lo sabía; aun así, después de dar una sacudida a mi cabeza me di cuenta de lo que vivía, las palabras de aquel espectro eran reales, si era así… ¿mi vida se acercaba a su fin, o acaso simplemente era algo diferente?, me dije a mi mismo: por ahora ser prudente.

Tendría que tomar una decisión después de meditarlo, claro estaba que si no hacia algo nada cambiaba. Fue así como me di cuenta que mi futuro tomaría acción al conseguir mis metas e ideales y así no permitir un futuro incierto e inseguro. La meta de toda mi vida era crear un club de maravillosas mentes, algo nada común y totalmente diferente. Pero para hacer aquello debía seleccionar a las personas adecuadas, aquellas que no encajaran dentro de la rueda de esa pequeña sociedad conformista. Entonces pensé una y otra vez en la manera adecuada de formarlo, consulté a mis amigos y les solicité sugerencias y dispuestos a ayudar se ofrecieron amablemente, pero algo extraño se sentía, uno de mis amigos no era quien yo creía.

Aquellas personas consultadas mostraban interés, pero tenía que comprobar que cumplieran con los requisitos que yo quería; para ello ideé un plan, tenía que ser astuto para no dejar sospecha; la reunión fue acordada con las personas interesadas para una fecha determinada, de esta manera se llevó a cabo, y llegaron al sitio acordado, pero se sintieron sorprendidos: ¡Oh, pues vaya maravilla!, un cuarto con lujosos diamantes, joyas y oro y una frase en el tablero que había escrito adrede en la cual decía: llévate todo lo que quieres. Todos pensaban y discutían entre sí cual era la paradoja aquí. Ocultos desde un lugar, mis amigos y yo veíamos con atención, oíamos todo y observábamos cualquier tipo de reacción, y en efecto la hubo, no tuvimos que esperar mucho tiempo.

Eran pocas personas, alrededor de quince las que estaban allí. Había discusiones interesantes y opiniones divididas; una persona dialogaba con otra de acuerdo a lo que era correcto hacer y lo que no; en una discusión particular se referían a que había muy buen botín y que de aceptar la oferta podrían ayudarle a mucha gente que no tenia recursos, que era para una buena causa; pero interviniendo otra persona en el dialogo, decía que no era correcto adquirir de una manera tan fácil aquellos bienes, otra persona dijo: no vengo aquí para este propósito al igual que ustedes, por lo cual no estoy de acuerdo con nadie ni en contra de nadie, así que pueden tomar las decisiones que crean correctas.

Después de un rato se habían ido algunas personas quedando allí solo nueve. Entonces, entramos en la habitación sorprendiendo a los que quedaban. Pregunté a diferentes personas el motivo por el cual habían tomado sus decisiones; la primera me dijo que había tomado un poco del botín porque tenía una responsabilidad con su familia y no tenía ningún sustento ni a quién acudir, la segunda me dijo que no creía que fuese honesto consigo mismo si consiguiera algo de esa manera, la tercera me dijo que respetaba la manera de actuar de todos pero que no le interesaba conseguir nada así, la cuarta y la quinta, me profirieron que habían tomado el botín siendo equitativos, pues cada uno tenía necesidad de hacerlo y como eran amigos debía ser así, La sexta me dijo que se sentía parte del grupo y que lo que le pertenecía al grupo también le pertenecía a él, por eso había tomado parte del botín; Las otras tres personas habían decidido mediante el dialogo ser solidarias y repartir lo que obtuvieron para entregarlo a los que más necesidad tenían. Agradecí a todos.

-cada uno de ustedes tiene mentes brillantes, -pronuncié- podrán formar parte del club, todos hicieron lo que creyeron correcto y procuraron seguir sus principios, así que por eso los felicito.

De repente salió aquel Espectro del cuerpo de mi amigo

-cambiaste tu futuro,-dijo el espectro- por eso te admiro, luchaste por tus sueños y lo has conseguido, de no ser así, no tendrías otra oportunidad; agradece a tus amigos y a todos los demás, pues de nada sirve dudar, solo observa la vida como es en realidad y si algún día tus sueños quieres conseguir, lucha por ellos y no los dejes huir.


Poema


Inconvenientes


Pienso amar en serio como a un niño cuando duerme,

100 latidos de mi corazón responden al llamado de un amigo,

Solamente decir te quiero es mi aliento,

Como me duele en el alma no decir lo que siento.

Quiero comenzar de nuevo aunque en este momento,

Pienso en una utopía, pero no todo para mi es alegría,

Todos me dicen bandido acaso estoy comprometido,

No quiero ser cómplice de tu ausencia,

Pero por más que lo intento todos me piden clemencia.

Difícil era amar en esta luna de mayo,

Pero aun así decidí decirte que me gustas,

Me entregue demasiado al amor,

Parecía un pequeño rayo de sol,

Y con el polvo de estrellas,

Yo quiero ver la luna,

Para entrar en tus miedos,

Y si algún día regresas,

Prometo quererte y amarte como a una dulce princesa.

Vergüenza



Espero que les hayan gustado si pueden opinar porfavor haganlo recuerden que compartir es crecer gracias. Muchas veces tenemos ciertos impulsos o sentimientos en nuestra vida que merecen ser expresados para que los demás compartan un poco de estas creaciones de la mente humana. Que hacen que la literatura sea un poco más participativa y que enriquezca nuestra capacidad para animarnos y adentrarnos en la narración algo que sin duda es basto y muy interesante.



Aquel espectro que nos viene a revelar nuestro destino

Aquellas seleccionados honestos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: