Ya nadie escribe poesías.

 

Poesías de verdad, de sentimientos profundos, deemociones incontrolables, de verdades ocultas, ya nadie piensa en los poetas. La poesía ha muerto podría decirse.

En la actualidad en estos tiempos modernos, donde todo es tan fácil, donde podemos hacer de doctores usando el amparo de Google, donde podemos hablar con Sudáfrica y Venezuela al mismo tiempo, donde las personas vuelan, ¿Quién se detendrá a escribir unos versos de sentimiento? O mejor, ¿Quién se parará a leerlos?

En estos tiempos, la escritura ha perdido la sensación, ha perdido la expresión, la gente joven no disfruta de un buen poema, ésta sociedad ha enfermado, aunque, si bien es cierto aún quedan bastiones literatos ocurrentes en algún lugar recóndito, escondidos del futuro, añorando el pasado, aterrados del presente.

Somos lo que no pudimos ser, y algún día creímos que seríamos. Somos la evolución, el constante acto de nuestro recuerdo y ¿Para qué?.

Volviendo a la poesía y a los temas románticos, hemos desperdiciado una generación, una camada de mentes arrugadas, brillantes por las pantallas de los aparatos que nos encarcelan.

¿Quién quiere leer un libro de poesía plagado de metáforas sin sentido que no llevan a ninguna parte?

A nadie le interesa la belleza de unas buenas palabras colocadas en desorden, pero y qué es lo que quiere la gente? ¿Para qué nos educan?

Realmente, uno de los factores más dañinos indirectamente de la poesía e la educación, la mala educación en concreto, es educación rancia de memorizar y desmemorizar, esa educación que te hace odiar lo estudiado. Pero claro la culpa no es toda de la educación, los educandos también deben poder de su parte y por desgracia muchas veces no es así.

Hay demasiadas preguntas y quizá no tantas respuestas.

Dejaré esto escrito pero ¿Alguien se parará a leerlo?

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: