sonrisa

EL PODER DE LA SONRISA

El poder de la sonrisa es un poder mágico estudiado por la psicología, puesto que una sonrisa es capaz de realizar cambios en el comportamiento humano. La sonrisa ejerce una curiosa influencia en las personas capaz de tornar los pensamientos negativos en positivo, alegrando el día de aquél que recibe una sonrisa sincera. EL PODER DE LA SONRISA se extiende al estado de ánimo minimizando sentimientos como la tristeza, la culpa, el malestar y hasta la agresividad, hasta el modo de reducir el dolor de una enfermedad. Ocasionalmente, la sonrisa consigue que la persona se olvide por unos instantes del dolor que padece. Es más, se ha dado el caso que personas se han enamorado gracias a un simple gesto como una sonrisa sincera regalada en un momento oportuno. La sonrisa es una mímica aparentemente simple, además gratuita, pero que ejerce un gran poder sobre las personas, su mente y su comportamiento.

EL PODER DE LA SONRISA

Recibir una SONRISA es una muestra de afecto que demuestra que la persona es bien recibida en el entorno en el que se sitúa. Por tanto, quien la recibe, se siente aceptado y seguro. En esta situación, la sonrisa baja tensiones y el estrés, disminuyendo el nerviosismo. Aumenta la estima del contrario.. El poder de la sonrisa se extiende al comportamiento de las personas quienes reciben la sonrisa por sus efectos beneficiosos.

La sonrisa puede ser provocada por diferentes situaciones como, por ejemplo, el sentimiento de bienestar, un hecho gracioso, el estado de alegría, una noticia buena…., así como una infinidad de razones más. Sin embargo, sonreírle a otra persona provoca una reacción de respuesta, ya que decodifica la sonrisa y la interpreta como estar bien recibida en el lugar donde se encuentra, que no está sola y hasta un sentimiento de gratitud. Sentirse aceptado y acompañado es lo que cualquier ser humano necesita en cualquier momento. De ahí, la sonrisa mejora la autoestima de las personas.

El gesto de una sonrisa es capaz de comunicar mucho más que unas palabras. Por ello, el poder de la sonrisa es mágico. Y la sonrisa siempre provoca una respuesta positiva. ¿Has probado alguna vez sonreírle a una persona que estaba aparentemente malhumorada, triste o amargada? La sonrisa sincera y amable provoca en la otra persona la respuesta involuntaria de devolver la sonrisa. El efecto de la sonrisa es evidente. Disminuye el malestar minimizando cualquier estado negativo. Una sonrisa bien dada mejora la vida de muchas personas y su efecto posee gran influencia en nuestra salud y estado de ánimo, capaz de mejorar algunas enfermedades.

Los efectos de la sonrisa y del poder que conlleva son fácilmente comprobables en nuestra vida cotidiana. Además, es gratis. ¿Por qué no comprobarlo?

La sonrisa es una práctica que, para algunas personas, es un arte que debe ser aprendido. Pero, una vez sepamos sonreír a las personas que nos rodean sin discriminación, comprobaremos que mejora nuestra vida propia y la de nuestro entorno, gracias al PODER DE LA SONRISA.

sonrisa

sonrisa

sonrisa

sonrisa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: