la mente

Según los principios de la ciencia que combina conceptos de la psicología con las leyes básicas de la espiritualidad, cada persona es literalmente el resultado de sus pensamientos y de cómo estos influyen en su mente subconsciente. En otras palabras, muchas de las condiciones que imperan en la vida, como la salud, las relaciones afectivas o la economía, son el resultado directo de cómo se utiliza el poder de la mente subconsciente.

Nosotros tenemos el potencial de atraer hacia nuestras vidas todas las experiencias positivas que uno desee, desde gozar de buena salud y prosperidad económica, hasta disfrutar de las mejores relaciones con nuestros seres queridos, si así uno LO DECRETA. EL ser humano tiene una sola mente que se divide en dos partes, cada una con sus propios atributos y poderes: la mente consciente y la subconsciente.

La primera es la que piensa, razona y mantiene un monólogo interior constante con el propio yo. La segunda se encarga de todas las funciones biológicas automáticas, o que están fuera de nuestro control consciente. La mente subconsciente no piensa ni razona por sí misma, sino que se limita a aceptar los dictados de la mente consciente y a trabajar si son positivos o negativos.

Es por eso, que si una persona dice con total convicción: “Soy enfermiza” la mente subconsciente comienza a crear las condiciones necesarias para convertir ese pensamiento en realidad. La mente subconsciente se asemeja a un jardín que vamos a sembrar. Los pensamientos son las semillas, si sembramos tomates, no esperaremos recoger rosas. Precisamente por creer una cosa y esperar otra, es que las personas sufren innecesariamente, pues no entienden este principio. Debemos cambiar el lema de “ver para creer” por el de “creer para ver”. Aquí es cuestión de fe, ósea, de convencernos de que lo que nosotros queramos o decretemos sucederá.

La mente trabaja crear en tu mundo exterior, lo que crees en tu mundo interior. No debes ponerle límites a lo que recibes de un Universo ilimitado, somos un imán que atrae exactamente lo que esperas de la vida. No es magia, es cambiar las formas de concebir nuestras ideas y pensamientos. Se positivo, nunca pienses: “No puedo”, cancela ese pensamiento negativo y afirma con convicción: “Yo sí puedo acuérdate que la mente no entiende palabras solo escucha, solo deja que la mente subconsciente te suministre por medio de enfoques positivos la solución que a veces aparece de modo inesperado.

Mantener una actitud positiva, no significa ignorar los problemas y desafíos de la vida, sino que los vemos como una oportunidad para aprender y una lección para mejorar. Una vez comprendes esto, entonces comprendes también que todas, absolutamente todas las cosas que te suceden, son atraídas hacia ti por ti. Sí, por ti, por esa vibración que emitiste.

Conclusión

La mente se compone de los procesos conscientes y subconscientes. Recuerda que eres lo que piensas la mayor parte del tiempo, así que asegúrate de alimentarte de manera nutritiva, y de pensamientos saludables que promuevan la seguridad y el bienestar de tu cuerpo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: