Dinero en  abundancia

El poder del dinero ha sido y es ilimitado. Francisco de Quevedo ya lo dejó escrito en el siglo XVII: «Poderoso caballero es don Dinero»; sin embargo, este poder del dinero se ha ido incrementando.

El poder del dinero corrompe. La ambición busca el poder y el poder busca el dinero. Con dinero se obtiene todo lo que algunas personas necesitan:

– El poder del dinero compra a personas sin escrúpulos para ocupar cargos importantes que no les corresponden.

– El poder del dinero separa familias unidas cuando hay una herencia por repartir.

– El poder del dinero genera pobreza entre las personas honestas que carecen de la bochornosa ambición pecuniaria.

– El poder del dinero hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.

– El poder del dinero provoca que, a veces, la justicia no sea igual para todas las personas.

El dinero es muy necesario para poder vivir honestamente sin lujos, pero la realidad es que vivimos en una época en la que, lamentablemente, el poder del dinero triunfa sobre todos los valores éticos.

Pienso que era más justa la época del trueque, según la R.A.E. es  el «Intercambio directo de bienes y servicios, sin mediar la intervención de dinero.», que la actual basada en el poder del dinero.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: