atractivo

EL PODER DE LA ATRACCIÓN

Es enorme la importancia que tienen los atributos físicos de la persona que nos atrae, incluso para que la relación sexual sea satisfactoria.

Alguna vez nos hemos preguntado. ¿El porque nos gusta una persona y porque se nos hace atractiva en particular en franco contraste con otra? Esto nos hace pensar de hecho que está sujeto a diferentes factores, pueden ser propios o a causa de la otra persona como presunto compañero sexual. Entre estos factores, hay dos grupos importantes a saber; la parte meramente sensorial que captamos y las características de selección a las que somos más proclives.

Es innegable que los primeros mensajes de estímulo que percibimos de un posible compañero sexual provienen de los sentidos; la vista y el oído, aunado a esto la proximidad física, que hacen que se alcance a otras alturas y pasemos a sentir con el olfato, el tacto y el gusto. Sin embargo existe disparidad de criterios en cuanto que los estímulos sensoriales puedan participar con alguna importancia en la conducta sexual humana, esto; si se contrasta con la vital importancia que poseen en otros géneros animales, no hay duda alguna que muchos de estos estímulos tienen y conservan un alto contenido de atracción.

SEXUALIDAD

La influencia de la moda y la estética

El poder omnímodo de la moda y el esteticismo en nuestra sociedad y en igual medida la proliferación de espectáculos, más el erotismo presente en los medios audiovisuales y revistas, demuestra fehacientemente que el sentido de la vista es de una importancia ineludible en la parte lúdica sexual.

Antes se aludía frecuentemente, sobre la nada despreciable capacidad del hombre de estimulación sexual a través de la vista, esto; se va quedando atrás a medida que crece la importancia de la moda dedicada al hombre y que aumenta exponencialmente los espectáculos para solo mujeres.

En esta exposición no podemos dejar de lado los perfumes que de forma invasiva están presentes en el roce social, demostrando con esto que todavía el olfato conserva un lugar preponderante para el atractivo personal y, que solo a través del tiempo se ha producido un cambio de las fragancias naturales por las fragancias artificiales en la aceptación de las personas. Curioso, no.

preciosa

Me gusta esa persona

La música, una voz bien cultivada, una palabra de amor convertida en un susurro al oído, son; literalmente de gran valor para proyectar un carácter atractivo válido en el acercamiento a una persona que se presuma está en nuestro círculo de captación amorosa.

Pronunciar; esa persona “me gusta”, es la resultante de un enrevesado proceso que se suscita en un nivel subconsciente presumiblemente de manera esquemática, hay previamente un ejercicio de valoración de las cualidades y atractivo de la otra persona, sin embargo hay que deslindarse de cuando es; una relación sexual ocasional, amistad o formación seria de pareja. Esta es una valoración enfrentada a los valores sociales y con los nuestros.

En fin; en esa evaluación tomamos en cuenta nuestras experiencias anteriores y se sopesan nuestras expectativas y posibilidades. De ser positiva esta selección, es cuando deviene el sentimiento que corresponde; deseo sexual, amistad, cariño, o en su defecto el amor que anhelamos.

Sin duda hay una variedad de criterios a tener en cuenta en esta valoración de la persona que está bajo la pupila de nuestra aceptación y, por la cual nos sentimos atraídos o no. A colación tenemos que traer la importancia de la apariencia física, esta tiene una importancia de consideración, más; de lo que muchos pensamos, sobre todo en un conocimiento inicial. Además de la capacidad del hombre de asumir con certeza y resolución los problemas, algo muy apreciado hoy día por la mujer en su valoración de sus candidatos en ciernes.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: