pobreza

¿PODEMOS MEDIR LA POBREZA?

MEDIR LA POBREZA

MEDIR LA POBREZA es esencial. No es lo mismo creerse o sentirse pobre, que ser considerado pobre por los demás. Unos viven en la POBREZA sin realmente ser pobres, a modo voluntario, humildemente, y otros son obligados a vivir en la pobreza absoluta sin posibilidad de salir de ella por medios propios. Pero, ¿qué es la pobreza? Y, ¿realmente se puede medir?

POBREZA: DEFINICIÓN DE LA POBREZA

El término pobreza hace referencia a la falta, la escasez de bienes materiales y económicos, así como a la condición humana de pasar por situaciones de necesidad al no estar asegurada la suplencia de las necesidades básicas. A partir de aquí, la pobreza puede, por supuesto, extenderse a muchos más aspectos vitales, y no nada más a los bienes materiales. Aparte de la pobreza material o económica, existe también la pobreza intelectual, educativa, espiritual, ética y moral, haciendo todas ellas referencia a la carencia de algo. Y, precisamente esta carencia, es, en ocasiones, necesaria de ser medida para conocer o calcular el grado de ayuda que necesita la persona que padece tales carencias.

LA POBREZA se mide desde diferentes enfoques

MEDIR LA POBREZA no es ninguna labor fácil y son muchos los FACTORES que influyen en ella.

Está la pobreza objetiva que se divide en:

a) Absoluta: en la pobreza absoluta no están cubiertas las necesidades básicas de las personas. En este caso se habla de la carencia de los bienes básicos.

b) Relativa: esta pobreza es la que se encuentra en punto de mira social para un estudio del grado de pobreza. Se miden factores como los ingresos y los gastos para calcular las necesidades de las personas según unas tablas y fórmulas aplicadas que calculan una pobreza relativa. En función del resultado se facilita unas ayudas para suplir las carencias del individuo.

Las normas y reglas existentes a las que se acogen para estudiar el grado de pobreza no son las mismas de un país a otro, dado que hay países donde se puede vivir bien con ingresos bastante inferiores a otros países, donde el nivel de vida es más alto. Por tanto, el estudio de la pobreza debe realizarse siempre dentro del contexto de una sociedad donde se viva.

En el lado opuesto, está la pobreza subjetiva que se basa en la opinión de cada persona, quien decide cuánto le hace falta para vivir bien. Unos se conforman con poco y están felices, otros necesitan riquezas para sentirse bien acomodados y creen que las riquezas dan la verdadera felicidad y el bienestar. Los límites los pone cada uno individualmente.

Existe también la privación multidimensional, cuando la pobreza es carencial y las personas corren el riesgo de entrar en la exclusión social. En este caso, la medición de la pobreza se realiza mediante los indicadores de la privación.

LAS MEDIDAS DE LA POBREZA

Para medir la pobreza, se aplica la metodología basada en valores de un indicador que es el monetario. Se habla en números, puesto que se calcula, según el lugar o el país donde se viva, cuánto hace falta para vivir cubriendo todas las necesidades básicas. A partir de este momento, se tiene en cuenta los ingresos a los que se deducen los gastos. La relación entre ambos determina el bienestar o las necesidades de cada uno. El objetivo de esta medida es medir el coste que supone la adquisición de una cesta de productos esenciales para alcanzar la satisfacción de cubrir todas las necesidades básicas.

Hay que partir de una información básica para poder realizar los cálculos.

¿Cuánto hace falta para poder vivir en la sociedad que nos corresponde? Es necesario conocer ciertos aspectos como el precio de la vivienda, de la cesta de compra, si se disponte de vehículo propio o se traslada en transporte público…. Hay que realizar un cálculo de lo que cuesta la vida.

El segundo dato necesario que se debe conocer es el ingreso económico del que dispone la persona para luego calcular si se es capaz de cubrir todos estos gastos.

El estudio siempre será relativo, puesto que los gastos varían de persona en persona y de sociedad en sociedad. Es un cálculo individual sobre el cual, una vez recogidos todos los datos, se pueden realizar unas estadísticas variables.

No obstante, aunque lleguemos a medir el grado de la pobreza, el resultado siempre nos indicará una POBREZA RELATIVA. 

pobreza

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: