No por esperada resulta menos dolorosa la noticia del aumento de la pobreza infantil en España. Si hace tiempo lo venían anunciando organizaciones como Caritas, hace unos pocos días UNICEF ha presentado su informe "Los niños en la recesión; el impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos", que así lo corrobora. Refleja la estremecedora realidad de que el número de niños pobres había aumentado en nuestro país entre 2008 y 2012 en una cifra de 800.000. Ha pasado del 28,2% al 36,3%. Con eso ya hemos alcanzado los 3 millones de niños que pasan calamidades y logramos la triste marca de ser el tercer país donde más ha crecido la pobreza infantil en todo el mundo, en el periodo computado.

La pobreza infantil en España ha sido objeto de campañas de UNICEF

Absoluta falta de políticas sociales para combatir la pobreza infantil según UNICEF

Según la directora de Sensibilización de UNICEF España, Marta Arias, en el aumento o reducción de la pobreza infantil influyen principalmente factores como la evolución del desempleo y las políticas de protección social que se apliquen en los países.

Si el primero de los supuestos ya es negativo, porque el desempleo ha seguido una evolución bastante por encima de los países del entorno, con el segundo aún se complica más el asunto. Según Marta Arias, destaca la “absoluta falta de políticas sociales dirigidas a la infancia”. Es decir, un proceso mortal iniciado con lo poco que se aportaba en 2008, hasta la práctica eliminación en el último de los años tomado como referencia.

Los menores sufren las peores consecuencias de la crisis

La organización tiene claro que son los menores lo que están sufriendo las peores consecuencias y los que las van a padecer durante más tiempo, como un factor de continuidad de la pobreza infantil. Apuntan como factores muy concretos, los cambios negativos en la dieta, la eliminación de actividades extraescolares y dificultades para adquirir material escolar. También se ha observado que los hijos de padres desempleados o con bajos ingresos pueden rendir menos en la escuela, sufrir estrés y padecer humillaciones ante amigos y compañeros de clase.

Son datos concretos sobre pobreza infantil, una vez más, no simples elucubraciones o protestas gratuitas como parecen pensar siempre nuestros gobernantes. Tan concretos como los euros perdidos, estafados, guardados en Suiza o dilapidados por los estafadores que conocemos a diario.

La pobreza infantil en España ha sido objeto de campañas de Save the Children

La pobreza infantil, fruto de las políticas de austeridad del Gobierno

El Gobierno y sus mantenedores y defensores aluden siempre a la crisis como dato objetivo a la hora de justificar estos desastres. Pero, también hemos visto como, a la par que la pobreza infantil han aumentado las fortunas en el otro extremo con la crisis. Parece imposible pensar que ese hecho, sin ningún análisis más profundo, arrase con tantas y tantas cosas que tanto trabajo nos ha costado alcanzar.

No, no solo es la crisis. Son las políticas propias de un Gobierno que se muestra fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Son sus actuaciones o sus dejaciones las que nos dejan esos datos objetivos que todos vemos a diario, en el barrio, en la escuela. No esos meros indicios o suposiciones que defienden, basados en una macroeconomía que nunca muestra una sonrisa al simple ciudadano.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: