fotografia

La cultura de los castros lo establecieron los pobladores del Monte de Santa Tecla en este asentamiento que fue descubierto en 1913 cuando se realizaban las obras de una carretera. Se compone de diversas construcciones circulares enclavadas en un lugar privilegiado que pertenece a La Guardia (Pontevedra) y desde donde se divisa la desembocadura del río Miño y el Atlántico. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931 y también está considerado Bien de Interés Cultura.

fotografia

fotografia

El río Miño hace de línea divisoria entre España y Portugal y al observar los restos del poblado se puede tener una idea de como era la vida de los antepasados gallegos en este poblado que ahora ha quedado dividido al construir la carretera que va al monte Santa Tecla. Estas construcciones que en castellano se llaman castros se encuentran a unos 340 metros de altitud y desde el siglo XIX que se empezaron a descubrir se han querido conservar como monumentos que son del pasado de este lugar.

fotografia

fotografia

Los castros de la época prerromana tenían la forma redonda pues los celtas creían que de esta forma los espíritus no quedaban atrapados en los poblados y su origen es por lo menos de dos siglos a. C. En la cima del Monte de Santa Tecla se encuentra un pequeño museo donde se conservan los restos arqueológicos encontrados en este poblado entre ellos hay cerámicas, orfebrería, etc, ya mucho antes unos obreros habían encontrado una imagen de Hércules de bronce.

Al recorrer el poblado se pueden observar dos casas recontruídas en su totalidad para mejor comprender como era la vida de los antiguos pobladores celtas que establecieron su cultura en una de las etapas más importantes de nuestro país y donde aún se conservan algunas de sus tradiciones.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: