La plaza mayor de Madrid, capital de España, es uno de los principales lugares que se deben visitar si se quiere conocer la ciudad. Está situada en el centro de la ciudad, en su parte más castiza, y esto hace que sea uno de los lugares más famosos de la villa.

Debe su construcción a Felipe III, que quería hacer una gran plaza que diese prestigio a su reinado. Las obras comenzaron en 1617 en la antigua plaza del Arrabal y terminaron dos años después. El proyecto fue absolutamente innovador para la ciudad, con su estilo barroco que fue tan característico de la época de los Austrias.

Se respetó la Casa de la Panadería construida en 1590 y donde se encuentra actualmente el registro civil. La casa que queda justo enfrente es la antigua Casa de la Carnicería.

La plaza cuenta con 136 casas, 437 balcones desde los cuales 50.000 personas aproximadamente podían contemplar festejos y acontecimientos de la época. La beatificación y canonización de San Isidro, Santa Teresa de Jesús y otros santos también tuvieron lugar en esta emblemática plaza.

En el centro se alza la estatua ecuestre de Felipe III, impulsor de las obras de la plaza y el primer monarca de la Casa de los Austria. Es una obra de Pietro Tacca de 1616, si bien inicialmente estaba ubicada en la Casa de Campo su traslado al centro de Madrid se realizó en 1847, tras los festejos de la boda de Isabel II, durante los cuales se celebró la última corrida de toros en la plaza.

Hoy en día la Plaza Mayor a penas a cambiado con el paso de los años pues sigue siendo un lugar de encuentro y paseo para los madrileños, animado especialmente los domingos por la mañana por el mercado de filatería y monedas antiguas que se instala bajo sus portales.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: