El ámbito de las Plantas medicinales es amplio y extenso. Después de todo, las medicinas que encontramos en las farmacias no dejan de ser realizadas con los principios activos que en ellas se encuentran, aunque potenciados.

En éste artículo, hablaremos de dichas PLANTAS, aplicadas a uno de los grupos de dolencias que más consultas tiene en los herbolarios.

Se trata del sistema nervioso. Para alguna de las patologías que presentemos en dicho sistema, podemos utilizar dos plantas (aunque existen muchas más), como son la manzanilla y la pasiflora.

La manzanilla, también llamada Camomila, se encuentra presente en toda Europa, en márgenes de caminos y sembrados. Tiene propiedades antiinflamatorias, es digestiva, antiespasmódica, sedante, analgésica, antiséptica y cicatrizante. Favorece el buen funcionamiento de los intestinos, elimina gases y la hinchazón abdominal, calma los nervios e incluso calma las náuseas, diarreas, mareos y vómitos. En cuanto a la ayuda a las mujeres, hace que se disipen los dolores menstruales, regula el flujo menstrual y evita las náuseas en el embarazo. Así mismo, ayuda a conciliar el sueño. Algunos de los remedios caseros que podemos hacer con ella, son la infusión simple que todos conocemos cociendo una cucharada sopera de flores de manzanilla en agua, y otra infusión con valeriana en 250 ml de agua para prevenir el insomnio.

En cuanto a la pasiflora, la cuál tiene propiedades sedantes, antiespasmódicas y analgésicas, podemos utilizarla como relajante muscular al tener calambres o contracturas, para disminuir la hiperactividad y la irritabilidad nerviosa, en los dolores de muelas, para regular el flujo menstrual, en curas de desintoxicación el alcohol y drogas. Como remedio casero contra el insomnio, podemos hacer una infusión con 20 gr de flores y hojas de pasiflora por cada litro de agua, hervir durante 1 minuto y filtrar, tomando tres tazas al día de la infusión. Para el dolor de espalda, herviremos 8 gramos de pasiflora, valeriana y viburno por 0,5 litros de agua, durante 3 minutos. Dejaremos reposar 10 minutos y filtraremos, edulcorando después con un poco de miel. Hay que tomar un par de vasos antes de acostarse para evitar las molestias.

Siempre hay que recordar dos cosas cuando se trate de Plantas medicinales, la primera es que sus principios activos pueden actuar más despacio que cuando nos tomamos cualquier tipo de medicación de la farmacia, por lo que hay que ser más constantes y tener paciencia. La segunda es que aunque se trate de Plantas, hay que tener cuidado con las dosis e informarse adecuadamente en los establecimientos apropiados de sus propiedades y características.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: