Los RESFRIADOS son una enfermedad leve provocada por diferentes tipos de virus estacionales que afectan al organismo ayudados por el frío, la humedad y por los cambios de temperatura o de clima. Se pueden tener entre dos y cinco al año, aunque en el caso de los niños pueden ser más.

Estornudos, insuficiencia respiratoria nasal, mucosidad, dolor de cabeza, picor nasal y ocular son algunos de los principales síntomas del resfriado. Si este conjunto de síntomas no se complican, suele curarse al cabo de 10 días.

La diferencia entre resfriados y GRIPE estacional es que los sintomas de la gripe se caracterizan por el inicio repentino de fiebre alta, tos seca, dolores musculares, articulares, de cabeza y de garganta. También malestar intenso y secrecion nasal abundante.

Cuando estamos resfriados es importante hacer reposo, beber líquidos (agua, zumo, infusiones), mantener el ambiente húmedo para conservar la humedad de las vías respiratorias y aumentar la fluidez de la mucosidad. El tratamiento para la gripe es paliativo, ya que los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus que la causan. Sí que se pueden tomar antitérmicos para la fiebre.

Aunque parezca poco importante la prevención es la forma más eficaz de evitar los contagiosos resfriados y las gripes. Lavarse bien las manos, protegerse del frío, evitar el contacto con las personas afectadas, evitar aglomeraciones en lugares cerrados o seguir una dieta rica en frutas y en verduras son recomendaciones que pueden ayudar a prevenirlos.

Una de las opciones para prevenir la gripe es la VACUNACIÓN. En los adultos sanos la vacunación antigripal pueden prevenir entre el 70 y el 90% de los casos de enfermedad gripal específica, mientras que entre las personas mayores reduce los casos graves y las complicaciones hasta en un 60%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Planta cara a los resfriados

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: