Dicen que la inspiración es volátil y que a veces se muestra elusiva, y eso podría explicar que, en ciertas ocasiones, a los compositores les dé por copiar, con la esperanza de que “nadie se dará cuenta”. Dicen también que también pueden darse coincidencias, o plagios inconscientes, cuando a un compositor se le quedan rondando por la cabeza las líneas melódicas de una canción que ha oído alguna vez pero que ha olvidado que ha oído. De hecho, el propio Paul McCartney retrasó la grabación y la distribución de Yesterday, porque temía que siendo una línea melódica que a él le parecía muy obvia, no procediera de su capacidad creativa, sino de algún rincón perdido de su memoria. No se decidió a grabarla hasta después de cantársela a amigos y conocidos, ninguno de las cuales la identificó como algo que hubiera oído antes.

Pero vamos con los casos más célebres de plagios o supuestos plagios:

--She’s so fine/My Sweet Lord. El gran hit del primer disco en solitario de George Harrison, publicado en 1970 resultó tener una melodía y un ritmo clavados a la canción She’s so fine, del grupo The Chifftons, que había salido al mercado en 1962. El caso fue a juicio y, a la postre, se declaró a Harrion culpable de “plagio inconsciente”, y el ex-beatle fue condenado a pagarle al compositor de She’s so fine gran parte de las ganancias que había obtenido con su canción.

--Frozen Out/MaVie Fout le camp. Frozen Out, fue una de las canciones del álbum Ray Of Light, de Madonna, uno de los mayores éxitos de la artista, lanzado en 1998. La autoría de la canción estaba compartida entre la propia Madonna y el compositor Patrick Leonard. La canción muestra similutudes con Ma vie fout le camp, del compositor belga Salvatore Acquaviva, a quién Madonna había conocido cuando residía en Bélgica. Acquaviva demandó a la cantante y el resultado fue que tanto su canción, como tel resto del álbum Ray Of Light fueron prohibidos en Bélgica.

--Mbube/Wimwoeh/The Lion Sleeps tonigth. Escrita e interpreta en 1933 por el músico zulú Solomon Linda, años después llegó a los Estados Unidos, interpretada primero por Peete Seeger como Wimwoeh y después por el grupo pop “The Tokens” como The lion sleepts tonight, sin mencionar para nada a Linda, ya que la canción fue registrada y firmada por autores americanos que se habían apropiado de ella. El tema generó ingresos millonarios en decenas de versiones, para acabar siendo utilizada en la banda sonora de El Rey León, de Walt Disney. Mientras, Solomon Linda moría en la más absoluta miseria, sin ver un céntimo de los derechos que le correspondían. Años más tarde, Pete Seeger, que el el momento de interpretar la canción creía que era traidicional, destinó sus derechos a la familia de Linda, y mediante demandas y acuerdos, estos familiares lograron recuperar también el resto de los derechos que les correspondían. En todo ello fue fundamental la ayuda del periodista sudafricano Rian Malan.

--Viva La Vida!/If I could fly. El éxito del 2008 de Coldplay, subrayado por premios Grammy y aplausos de la crítica, tiene una línea melódica que parece calcada del solo de guitarra de la canción “If I Could Fly”, de Joe Satriani, publicada en el 2004. Satriani interpuso una demanda en los tribunales y, a la postre , el asunto se resolvió con un acuerdo privado entre las dos partes. Este tipo de acuerdos son secretos, pero normalmente incluyen la entrega de una indemnización pactada a la parte demandante por parte de la parte demandada.

--XChristmas (War Is Over)/Stewball. Esta navideña canción de John Lennon y Yoko Ono, lanzada en 1972, sólo difiere de Stewball, interpretada por el conjunto folk Peter, Paul & Mary, en la letra y los arreglos. La melodía es prácticamente idéntica. No obstante –e independientemente de que John Lennon copiara consciente o inconscientemente--, en esta ocasión no hubo denuncia ya que, en realidad, Stewball era una antigua canción popular sin autor conocido.

--Un caso que se ha citado a veces como un ejemplo de plagio, el de la canción Russians, de Sting, no lo es en realidad, pues, si bien la melodía procede de una suite del compositor clásico ruso Sergei Prokofiev, esta procedencia está citada en los créditos de la canción, con lo que se trata, simplemente, de una versión o adaptación.

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: