fotografia

Marisco delicioso, las ostras es uno de los productos del mar más valorado pero también el más complicado de servir en la mesa por la dificultad en abrirlas para lo que se requiere destreza y también algunos consejos. Las ostras, si se van a comer crudas tienen que estar bien frescas y cuando más frescas están más cuesta de abrirla. Nunca se debe adquirir este producto si se observa la concha entreabierta y la carne un tono rosáceo pues es señal que el animal esta muerto.

fotografia

fotografia

COMO ABRIR LAS OSTRAS CON ÉXITO

1º Poner sobre la mano un paño o una servilleta doblada.

2º Colocar encima la ostra con el lado las hondo mirando hacia abajo.

3º Se introduce el cuchillo por el lado más estrecho y se localiza el músculo y se sigue introduciendo más el cuchillo. (Existen unos cuchillos especiales para abrir ostras)

4º Una vez el cuchillo dentro de la ostra, se corta el músculo que hay en la parte superior de la concha.

5º Con la concha ya abierta, se pasa el cuchillo por debajo de la carne de la ostra evitando descorchar el nácar que haría perder sabor a la ostra.

6º Se colocan finalmente sobre un lecho de hielo picado y para aderezarlas se acompañan con limones cortados y pimienta. También se pueden servir algunas salsas y pan si es del agrado de los comensales.

fotografia

Son muchas las recetas que existen para preparar las ostras, a la vinagreta, gratinadas, marinadas, etc, aunque para saborear su auténtico y delicioso sabor es mejor comerlas crudas y vivas con unas gotas de limón natural que son una delicia. También se pueden servir sobre un lecho de algas que son muy nutritivas y van muy bien para acompañarlas. Cuando se comen crudas, es imprescindible poner en la mesa lavadedos, un cuenco con agua y una rodaja de limón que les permita a los asistentes limpiarse.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: