fotografía

Vilafranca del Penedés se considera la capital del vino de Cataluña y a unos quince minutos de esta localidad se encuentra el Cava & Hotel Mastinell con un espectacular diseño arquitectónico que sigue la posición de las botellas de cava cuando cuando se colocan para la segunda fermentación. Este sorprendente hotel de cinco estrellas se encuentra situado entre viñedos y se inspira además con la técnica empleada por el arquitecto catalán Antonio Gudí utilizando "trancadís" (quebradizo) que es un sistema donde se usan trozos de baldosas vueltas a pegar de forma informal y que aquí se han colocado en el tejado.

fotografía

fotografía

La decoración de los interiores se encuentra repleta de motivos enológicos donde se hace referencia a vinos y los premios alcanzados. Sus 12 habitaciones tienen nombres de uvas como son la malvasía, garnacha, chardonnay, macabeo, etc, también disponen de una espléndida Suite Deluxe. Algunas de las habitaciones tienen vistas a los viñedos y otras con grandes ventanales miran ala bodega.  

fotografía

El espacio más valorado de este hotel es el Spa donde se pueden recibir sesiones de vinoterapia y cavaterapia, masajes con uva verde y roja y Cava Gran Reserva con lo que se consigue una increíble relajación. La cocina del restaurante se guía por los productos de temporada donde son muy celebrados tanto los platos de carnes como los de pescado mereciendo mención especial el magret de pato con cebolla caramelizada. Todo ello regado con los vinos de la propia bodega que son delicia para el paladar y que hacen que al dejar este lugar ya se comience a soñar en regresar.

fotografía

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: