fotografia

La calidad y precio no es lo más importante a la hora de tomar vino, depende sobre todo de servir el más adecuado a cada circunstancia y alimentos. Hay que tener muy en cuenta que no solo con la presencia de un buen vino se garantiza que armonice con los manjares que lo acompañan. Jugar con los sabores, colores y aromas es el principal objetivo que acompaña el arte de la gastronomía y el conocimiento de cada caldo apropiado a la hora del día y a los manjares que se presentan en una mesa es de primordial importancia.

fotografia

En un almuerzo normal hay que servir vinos ligeros, un tinto joven, un blanco afrutado o un buen rosado. También se puede servir un cava durante toda la comida. Cuando es una comida o cena de celebración importante donde se sirven varios vinos, el orden del servicio es primero los vinos jóvenes. Los blancos se sirven antes que los rosados y los tintos para armonizar. Los vinos secos se sirven detrás de los dulces.

fotografia

Cuando los vinos blancos se sirven con menos de 6º C se está eliminando el aroma ya que con las bajas temperaturas este desaparece. Los tintos con cuerpo hay que servirlos a temperatura ambiente siempre que esta no sea exageradamente calurosa y nunca un tinto debe servirse frío. Los cavas si deben estar fríos entre 6º C a 7º C.

fotografia

Cuando se realiza el descorche de un botella de vino hay que evitar que se mezcle con elementos extraños como restos de corcho, plomo del precinto, etc. Los vinos tintos, sobre todo los añejos, algunas veces presentan sedimentos que no perjudican en nada la calidad del vino y puede ser un síntoma de riqueza en el vino por lo que no hay que rechazarlos. 

fotografia

En cualquier celebración donde haya que descorchar un vino hay que tener en cuenta:

1º  Cortar la cápsula por debajo del gollete de la botella.

2º  Limpiar los labios de la botella y extraer el corcho suavemente con la ayuda del sacacorchos que no debe perforar el tapón.

3º  Limpiar nuevamente con una servilleta bien límpia los labios de la botella.

4º  Escanciar primero en la copa de la persona que va a catar el vino.

5º  Conviene escanciar de cierta altura si se trata de un vino joven.

A la hora de tomar un buen vino hay que hacerlo con estilo, paladearlo, disfrutando de las sensaciones y los distintos aromas que este regalo de la naturaleza nos ofrece.

Fuente:

Control de calidad de los vinos.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: