Aportan un aire elegante a los espacios y son sinónimos de buen gusto. Así son los pisos de madera, una excelente opción para infundir calidez.

La variedad en materia de colores, tablones y hasta sistema de instalación es amplia. En cuanto a maderas, la oferta también es extensa, aunque no se recomienda usar aquellas que tengan demasiados nudos en sus capas, pues no ofrecen la solidez que requiere una superficie de alto tráfico como el piso.

Pisos de madera para todas las estancias

La belleza de la madera armoniza de maravilla con el mobiliario de los escenarios sociales, como son la sala y el comedor. Las habitaciones también pueden lucir pisos de madera, gracias a la comprobada calidez que aportan a los espacios. Y aunque van bien en la cocina y el baño, vale la pena tomar medidas especiales para la humedad, el vapor, las altas temperaturas y ciertos productos alimenticios, en especial grasos y cítricos, no afecten su apariencia.

Cuidar el parquet de la entrada

Se aconseja disponer un tapete a la entrada de la casa, de manera que los zapatos mojados, con restos de barro, tierra o gravilla no tengan contacto directo con el parquet. También vale la pena mencionar que los tacones muy delgados pueden dejar pequeñas marcas en estos pisos. En cuanto a limpiadores, no usar productos que contengan alcohol, disolventes o ácidos; en su lugar, optar por jabones o ceras con pH neutro.

Ventanas que protegen los pisos de madera

Los oxidan, los decoloran, les produce resequedad… sin duda, los rayos solares se cuentan entre los principales enemigos de los pisos de madera. Existen limpiadores y productos específicos para hacerles frente a estos agentes, pero nada se logrará si no se actúa directamente en las fuentes de luz natural: las ventanas. En tal sentido, es aconsejable elegir cortinas fabricadas con telas que absorban o maticen la radiación solar y, para casos severos, optar por las películas con filtro UV que se adhieren a los vidrios y bloquean el paso de los nocivos rayos hacia el interior de la casa.

Evitar rayones

pisos de maderaDesplazar las sillas y mover las mesas o cualquier otro mueble pesado puede ocasionar marcas imborrables en estos pisos. Para hacer el traslado de estas piezas, sin poner en riesgo el parquet, se recomienda el uso de table socks, vocablo inglés que se traduce literalmente por “calcetines para mesas”. Su objetivo es cubrir las patas de los muebles con un material suave y acolchado, de manera que no dejen huellas en el suelo del lugar donde reposen y, mucho menos, rayones al momento de moverlos.

Limpiar los pisos de madera

Como cualquier otro piso, el de madera requiere limpieza constante para mantenerlo en perfectas condiciones. Para deshacerse del polvo y la suciedad, hay que barrerlo con una escoba de cerdas naturales y extremos abiertos, o, si se prefiere, valerse de una mopa de espuma, que no ocasiona rayones. Si requerimos una limpieza más profunda, usar la aspiradora, con sus boquillas más finas que absorberá la suciedad atrapada en las rendijas y juntas del piso. Pero si lo que se necesita es retirar un líquido vertido, retirar el exceso con un trapo seco y usar el secador de pelo para deshacerse de la humedad atrapada en las hendiduras.

Alfombras que cuidan el parquet

Además de su carácter decorativo, los tapetes o alfombras de área protegen la superficie de los pisos de madera. Los diseños, colores y tamaños son tantos, que será muy fácil elegir el adecuado para conservar la línea decorativa. Con sus formatos cuadrados o rectangulares, ayudarán a mantener a salvo grandes áreas en la sala y el comedor, mientras que los caminos protegerán los pasillos que conducen de la zona íntima a la social.

Cómo reparar rayones en los pisos de madera

Para remediar arañazos superficiales sólo se necesita cortar trozos pequeños de papel periódico y llevarlos a un recipiente, agregar agua hirviendo y remover hasta que el papel se deshaga y forme una pasta. Dejar enfriar y añadir la totalidad de un bote mediando de pegamento para papel; revolver hasta conseguir una masa homogénea y darle color con betún del tono de la madera. Aplicar la pasta sobre la zona afectada, dejar secar y frotar con un trapo seco. Para daños profundos, preparar una pasta con virutas de madera, pegamento y tinte específico para madera.

Indicar que existen otros tratamientos más sofisticados en los pisos de madera, pero es mejor encomendárselo a un personal especializado en la materia o consultar un buen manual de bricolaje al respecto.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: