fotografia

El famoso templo Zenshoan es conocido por albergar pinturas que representan a figuras fantasmagóricas con expresiones de horror, la mayoría de estas pinturas datan de 150 a 200 años y representan apariciones de fantasmas de lo más terroríficos. Todas ellas fueron recopiladas por Sangu-tey Endao que manifiesta haber recopilado las pinturas como inspiración para los cuentos fantasmales que suele contar en el mes de agosto. En Japón es costumbre relatar cuentos de fantasmas como tradición popular ya que la mayoría de japoneses cree en los espíritus de los muertos y en su presencia en nuestro mundo.

fotografia

En agosto, este templo abre sus puertas pues se celebran ceremonias de limpieza (festivales del Bon) que consisten en acoger los espíritus de los antepasados que llegan a visitar el mundo terrenal. Según la tradición japonesa, los fantasmas son espíritus privados de tener un reposo eterno por algo anormal que ocurrió tras su vida como falta de ceremonia por su muerte, muerte violenta o muerte por suicidio. Tiene la creencia que estos espíritus aparecen después de las dos de la madrugada y permanecen hasta el amanecer.

fotografia

Hay varios tipos de fantasmas según sus creencias, hay fantasmas benéficos de madres que murieron durante un parto, fantasmas vengativos de gente que fue torturada, fantasmas que murieron en el mar, etc. Durante unos días en el mes de agosto que es cuando se cree en Japón que los espíritus regresan, en ocasiones para vengarse, se suelen relatar historia de almas errantes, cuentos escalofriantes que no tienen otro objeto que transmitir miedo y temor y a la vez respeto por los muertos que viene a pasearse entre los habitantes del Japón.

fotografia

Por tradición, en todas las culturas se honra la memoria de los difuntos pero varía la forma y manera de una a otra cultura. En Japón esta celebración recibe el nombre de Obon o O-bon, también conocida por Bon y por lo general dura tres días que suelen ser entre el 13 y 15 de agosto, basándose en su calendario lunar. Una fiesta muy vistosa en la colocación de farolillos de papel con velas encendidas para que guíen a los espíritus de vuelta al más allá la última noche de su estancia entre los vivos.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: