Cada vez más utilizadas, las pinturas ecológicas protegen nuestra salud y la del medio ambiente, porque en su proceso de fabricación resultan menos contaminantes que las pinturas convencionales.

De entre sus probados beneficios, destaca:

-Evitan la formación de hongos y bacterias.

-Se mantienen en buen estado durante más tiempo.

-Carecen de sustancias dañinas, no contaminan durante el proceso de producción y aplicación.

-Algunas, son específicas para personas con problemas de alergia.

Las pinturas convencionales, que contienen disolventes, pueden tener efectos nocivos para la salud y el medio ambiente, causando irritaciones y alergias.

Las nuevas pinturas ecológicas carecen de compuestos orgánicos volátiles, por lo que resultan ideales para el dormitorio de los niños y para todas las estancias del hogar, especialmente si se padece un problema de asma, intolerancias químicas o alergias.

Las pinturas orgánicas ECOS (www.ecosorganicpaints.co.uk) no contienen disolventes, ni sustancias naturales que pueden resultar asimismo perjudiciales (no olvidemos que algunos aceites esenciales, pigmentos y disolventes utilizados en algunas pinturas “naturales” pueden resultar cancerígenas).

Las nuevas pinturas ecológicas sin disolventes, olores ni toxinas son respetuosos con nuestra salud y el medio ambiente.

La etiqueta ecológica europea garantiza la ausencia de sustancias tóxicas. Porque, aunque se anuncien como ecológicas, no todas las pinturas en las que se utilizan productos naturales carecen de toxicidad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: