fotografia

El medio clásico por excelencia es el óleo, pero la pintura acrílica presenta algunas ventajas adicionales y nuevas posibilidades de desarrollo artístico.

Una de las características básicas del acrílico es su opacidad, su limpieza y ductilidad. Al ser soluble al agua, su secado es rápido, no desprende olores y sus colores son expresivos.

Alvarez Debans

Aunque los acrílicos empezaron a comercializarse en EE.UU. en los años 50, hasta después de una década no se conocieron de forma habitual en Europa, por lo que es un material relativamente moderno.

Andy Warhol

 

Igual que ocurrió cuando se conoció el óleo, hace 400 años, considerado un medio revolucionario, el acrílico y su moderna técnica han venido a renovar el ámbito del arte y abrir nuevos caminos.

Santi. Baluarte del puerto del Ferrol.

 

Las pinturas acrílicas se asemejan a los colores de la témpera (guache) por su cobertura, pero al contrario de la témpera, tiene el brillo del óleo cuando se seca, por lo que casi no es necesario emplear barnices de acabado. También se pueden utilizar retardadores del secado para prolongar el grado de humedad.

Andy Warhol

Alexa Meade

 

Cuando se pinta con soportes muy absorbentes conviene darles previamente una capa de imprimación acrílica. en el caso de madera, conviene lijar la superficie y aplicar, además una capa de imprimación como medida absorbente.

Yolanda Martinez

 

El acrílico es muy práctico para pintar murales interiores con base de yeso. Es impermeable y se limpia fácilmente. Aunque es aconsejable el uso de barnices  que facilitan la limpieza, no es obligatorio, ya que el acrílico tiene un brillo espectacular.

 

 

Los acrílicos, por sus colores tan vivos, las pinturas realizadas con esta técnica tienen un presencia llamativa. Pero algunas veces resultan las obras muy chillonas y hay que matizar con tonos suaves para que una pintura no sea agresiva a los ojos del espectador.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: