fotografia

En febrero explotan las flores blancas y rosadas avisando de que la próxima primavera se encuentra cercana. Cada año se adelantan más como si la prisa por abrirse les apremiara desafiando a la propia naturaleza que las puso en el campo para que lo amenizaran y embellecieran. Son flores de vida breve pero compiten en belleza con las mismas rosas que son las flores más bellas con sus muchas tonalidades que van del blanco al rosa y del rosa al blanco mientras avisan de que el invierno está caducando.

Un año más se pintan los campos malagueños de rosa y blanco invitando a seguir las muchas rutas del almendro en flor para que admiremos su belleza y donde dejar a los niños corretear por entre las ramas floridas respirando los aromas de la generosa naturaleza.

fotografia

Las ramas finas y desnudas que durante los días del invierno soportaron fríos y en ocasiones heladas, de repente y como por arte de magia aparecen con pequeñas yemas que crecen rápido para abrirse como alas de mariposa que impacientes quieren volar empujadas por la brisa fresca. Efímeras y breves, las flores del almendro son como los suspiros de enamorados, se desvanecen en silencio como si no quisieran molestar el paisaje que las acoge cada año cuando llega febrero.

Son paisajes aparentemente tristes durante los largos días del invierno pero que de repente adquieren color y vida en una demostración de la incalculable de fuerza que la naturaleza discretamente conserva, pero que la derrocha a raudales cuando quiere anunciar la primavera.

fotografia

Los cinco pétalos con sus largos estambres se dejan mecer por el viento como provocando el impulso que las haga volar para dar paso al fruto que es el verdadero motivo de su existencia. Es el regalo que estas humildes, efímeras, pero hermosas flores nos dejan y burlonas algunas de ellas entre las almendras dulces, algunas amargas nos dejan...

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: