Como mujeres sufrimos de muchas cosas, manos resecas, piel grasa, uñas quebradizas y una infinidad de cosas que siempre estamos buscando la forma de evitar o arreglar, pero una de las cosas que más sufrimos las mujeres son los PIES AGRIETADOS, y RESECOS. Esto se debe al uso de zapatillas y sandalias. Pero existen una infinidad de recetas y exfoliadores que nos ayudan a evitar y arreglar este pequeño problema, porque no porque nuestros piecitos no se vean no significa que no necesiten el mismo cuidado y la misma belleza que el resto de nuestro cuerpo. Como todas queremos unos pies más suaves, tersos y con aspecto más saludable les daré 2 recetas muy naturales y fáciles para ayudar a tener unos pies más frescos y bellos…. Antes que nada hay que tener en cuenta que nuestros pies siempre deben estar bien limpios y tenerlos bien hidratados no hay que descuidarlos porque aunque no estén a la vista de los demás no significa que no sean importantes, existen muchas infecciones y problemas que pueden dañar nuestros piecitos ya que la piel en esa zona es sumamente delicada y si no llevamos el cuidado necesario podría ser perjudicial para nuestros pies y salud personal.

CREMA DE AGUACATE Y BANANO:

Ingredientes:

½ Aguacate

1 Banano pequeño

1 Trozo de plástico y/o plástico encerado

1 Toalla limpia

Preparación:

Se coloca en una pequeña bandeja el ½ aguacate con el banano y con un tenedor se tritura hasta obtener una pasta homogénea, cuando nuestra pasta este lista se coloca como mascarilla dando pequeños masajes en nuestros pies en especial en aquellas zonas con mayor resequedad; se envuelven nuestros pies con el plástico y se deja reposar de 20 a 30 minutos. Finalmente se lavan los pies con agua tibia y una toalla limpia. Realizarlo 3 veces por semana y comenzaras a ver resultados.

La segunda opción no es una receta solo es un pequeño tip que les daré y que a mí me ha servido como no tienen idea, ya que no solo me quita la resequedad de los pies sino también ayuda a tener una piel más sana y fresca, y sobre todo ayuda a ver mucho más joven nuestra piel. De qué hablamos pues del ACEITE DE COCO el llamado milagro de piel; ya que no solo sirve para nuestros pies, sino también para el resto de nuestro cuerpo, es muy recomendable.

Tomas el aceite de coco y cada noche después de lavar bien tus pies, das un masaje de forma delicada en ellos y dejas penetrar bien el aceite, después de 5 min de ver aplicado y dejado reposar te colocas unos calcetines y dejas actuar toda la noche y veras resultados desde la primera aplicación.

suaves y tersos

milagro de piel

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: