Golpéame con la ironía de que no podré ser tuyo.

Castígame con la promesa de que nunca nos veremos.

Desgárrame con la mentira de que no nos uniremos

Y que sólo vimos imágenes, que no es amor, sólo barullo.

 

Piérdeme en esta confusión de larga espera.

Hiéreme con la indolencia de que dos “Nos equivocamos”.

Cambia tus teléfonos, no respondas a mis mensajes

Que, en todas estas horas ¿nunca nos deseamos?

 

Yo deseo perderme en ti, encallar –como buque- en ti.

Anhelo amarte –si fuere posible- de un modo que ya no sepa.

Quiero enraizarme ¡expandirme! en lo que pueda adentro

Y por siempre fructificar –en todo modo- ¡que nada quepa!

 

Ayúdame a que estos pies no caigan de tus estribos.

Hazme saber qué mal hago o qué debí yo hacer.

Ilumíname el camino de tus sendas infusibles,

Allí donde mi luz no cambie tus penumbras.

 

¿Qué opción tengo en este ocaso?

Avanza ya el otoño, al final de mis estaciones.

Este amarte –inconcluso- reclama intenciones

De sabores y besos ¿No duele, acaso?

 

¡Piérdeme por el deseo de tus caricias!

Marca un estigma, en señal de que te pertenezco.

Deja que pruebe la miel y el almíbar

Que al mirar de esos ojos… ¡Desfallezco!

 

Hiéreme con tus besos, cuyo sabor

Todavía no pruebo (ni desapruebo)

¡Quémame con la carne de tu pecho!

Cuyo calor no toco y –de lejos- me quema.

 

Piérdeme en la nada, y en tu todo.

Hazme perder el poco control y la razón.

Di que estos 3 meses sirvieron a la mentira

Que hemos fantaseado y reina la desazón…

 

Antonio Toro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: