¿Somos lo que pensamos?

 

La verdad es que el poder del pensamiento es enorme, mucho más de lo que creemos. En muchas ocasiones, una persona pesimista, que siempre piensa en lo peor, acaba viendo todo de forma negativa y no solo es que le sucedan desgracias, es que al final, parece que las atrae.

 

Son muchos los investigadores que aseguran que es importante, para empezar, asumir los puntos débiles y después, hacer un esfuerzo para cambiarlos, algo que sí, se puede conseguir.

 

250674118_8a292861b0

 

Si tú eres una persona negativa, y siempre ves el vaso “medio vacío”, es importante que para empezar, tengas claro que la negatividad es algo que se puede cambiar.

 

Deja de pensar eso de “no puedo evitarlo”.

 

Los pensamientos que tenemos provocan reacciones químicas, a las que al final, acabamos acostumbrándonos. Por eso, de forma subconsciente, actuamos para generar esas sustancias.

 

¿Qué debes hacer?

 

Pues hacer un esfuerzo y tres veces al día: por la mañana, a mediodía y por la noche, pararte un momento (con cinco minutos puede ser suficiente) a pensar de forma positiva.

 

Al principio te costará, y tendrás que hacerlo casi obligándote, haciendo esfuerzos por apartar los pensamientos negativos… Pero verás como en un poco de tiempo, lo vas haciendo de forma cada vez más automática.

 

¡Ánimo! ¿Por qué no empiezas hoy mismo?

 

Foto de Pink Sherbet

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: