fotografía

Princesas, modelos, actrices, jeques árabes, etc, pagan verdaderas fortunas por las prendas de piel de chinchilla que es una de las pieles más caras del mundo. Muy valorada por ser de poco peso, sedosa, suave y tupida son muchas las empresas que se dedican a la producción de esta piel destinada a personas de alto poder adquisitivo. Una de estas prendas de chinchilla puede alcanzar precios de entre 60 y 80.000 dólares.

fotografía

El hábitad natural de las chinchillas son las zonas rocosas de la cordillera de los Andes entre Bolivia, Perú, Chile, Argentina, etc, donde llegan a vivir a más de 4.000 metros de altura. Curiosamente las hembras son más grandes que los machos y son dominantes. Cuando son atacadas pueden lanzar chorros de orina con un fuerte olor. Para comunicarse entre ellas cuando se encuentran en estado salvaje emiten varios sonidos diferentes y pequeños gritos, no obstante, si se sienten atacadas lanzan una especie de ladrido fuerte.

fotografía

Se conocen dos especies de chinchillas, la Brevicaudata y la Lamigere que es más pequeña pero de alto valor peletero por lo que ha estado muy perseguida desde la época de la colonia española. La cría de chinchillas en cautividad para el comercio de las pieles ha salvado a esta especie de la extinción pues han estado buscadas en sus madrigueras por su piel y también para venderlas como mascotas.

fotografía

Se suelen criar en jaulas cerradas individuales para cada hembra mientras que los machos circulan por un túnel posterior que une a estos con las jaulas de las hembras para procurar la reproducción cuando llega el momento. La característica más especial de esta piel tan apreciada es que cada pelo tiene tres tonos de colores en su largura, en la base el primer trozo es gris plomo, en la mitad hay una franja blanca y color plomo más oscuro casi negro en su extremo final siendo las pieles que tienen un tono azulado las más apreciadas.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: